domingo 27/9/20

Los empresarios acusan al Gobierno de realizar reformas encubiertas

Garamendi le pide que escuche sus propuestas y que no abra «el melón» de la reforma laboral
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ayer en la clausura de la asamblea de CEIM. MUDARRA
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ayer en la clausura de la asamblea de CEIM. MUDARRA

Mientras Gobierno y agentes sociales negocian la nueva prórroga de los Erte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, cargó este martes contra el Ejecutivo y le acusó de utilizar la pandemia para hacer reformas encubiertas. Así, el líder de los empresarios ha vuelto a reiterar que ahora no es el momento de sacar nuevas leyes como el teletrabajo ni de ponerse a modificar otras, como la reforma laboral.

Garamendi rechazó explícitamente la forma en la que se está abordando la nueva ley del trabajo a distancia y advirtió que el Ejecutivo quiere introducir mediante esta normativa «cambios en la reforma laboral».

Además, criticó que quieren aprobar con urgencia algo que requiere de cierta reflexión y consenso. «Se quiere regular con rapidez algo que hay que hacer con más mesura», avisó, haciendo hincapié en que no es «momento de hablar» de teletrabajo y legislarlo «como algo ordinario». En este sentido, descartó que vaya a haber el 33% de la gente teletrabando de forma ordinaria, ya que «las empresas no lo quieren ni lo quieren los trabajadores».

En esta misma línea, el presidente de CEOE explicó que esta estrategia de introducir cambios en la reforma laboral en nuevas leyes se ha utilizado también en la próxima regulación para la igualdad de género. Por ello, precisó que han rechazado esta norma con la que estaban de acuerdo no por no compartir el criterio de igualdad, sino por por la modificación que introduce en la reforma laboral. «Si van a cambiar una norma u otra, es ir en la dirección contraria a la que debiéramos ir», afirmó.

Garamendi pidió al Gobierno que escuche a los empresarios y mantenga con ellos un diálogo abierto. «Es necesario que unos propongan y otros se escuchen», matizó, al tiempo que alabó la buena interlocución que mantiene con el presidente del PP, presente en el acto.

A estas críticas se sumó el presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid-CEOE (CEIM), Miguel Garrido, quien mostró su «sorpresa» porque el Gobierno no contara con los empresarios «desde el primer momento». Así, le acusó de tomar primero las medidas y después sentarles a explicárselas, tal y como ocurrió con la prohibición de las rebajas o de abrir establecimientos de más de 300 metros cuadrados. «Era evidente que no era un motivo sanitario, sino que se enmascararon otros intereses o proyectos ideológicos y aprovecharon la pandemia para sacarlos», concluyó.

Los empresarios acusan al Gobierno de realizar reformas encubiertas