miércoles 30/9/20

Las empresas que pidan el rescate deben estar al día con Hacienda y la Seguridad Social

Las empresas que decidan pedir un rescate con cargo al Fondo de Solvencia deberán estar al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social a 31 de diciembre de 2019. Así lo establece la guía aprobada este viernes por el consejo gestor del fondo de la Sepi. Además, habrán de presentar un plan de viabilidad que recoja sus previsiones de negocio, su situación financiera, la cuantificación de las ayudas que necesitarían y con qué instrumentos financieros solicitan que se cubran.

Ese plan incluirá objetivos medibles para poder realizar evaluaciones intermedias y finales, así como la estrategia de salida de las ayudas recibidas, es decir, para reembolsarlas o realizar amortizaciones o recompras. La compañía deberá adjuntar una declaración responsable sobre el cumplimiento de las condiciones para poder ser beneficiaria del fondo: la existencia de una clara perspectiva de deterioro patrimonial, las vías de refuerzo por medios privados, la necesidad de complemento público, así como acreditar su carácter sistémico o estratégico.

La línea de avales que el Gobierno puso en marcha con el inicio de la crisis del coronavirus ha movilizado hasta el 2 de agosto un total de 96.301 millones de euros en 769.199 operaciones.

Las empresas que pidan el rescate deben estar al día con Hacienda y la Seguridad Social