lunes. 28.11.2022
Polémica

Escrivá insiste: "El problema de la esperanza de vida se soluciona trabajando más"

escriva
escriva

Pese a que algunos miembros de su propio Gobierno, como Yolanda Díaz, le piden "cautela", el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, se sigue enredando con sus declaraciones al mismo tiempo que anuncia que las pensiones mínimas y contributivas subirán el próximo año más que el IPC.

Precisamente en una entrevista en Onda Cero en la que trataba de defenderse una vez más de unas declaraciones que se le malinterpretaron y se hicieron sin conocer lo que realmente había dicho, volvió a dejar caer cuál es el objetivo que tiene en mente para lograr la sostenibilidad del sistema de pensiones: trabajar durante más años.

Así lo dejó caer Escrivá probablemente sin darse cuenta de que pueden ser de nuevo unas declaraciones polémicas. "El problema de la esperanza de vida se soluciona trabajando más", afirmó cuando criticaba el factor de sostenibilidad creado por el PP en la reforma de 2012 que se deroga ahora con la nueva ley.

Esto, no obstante, no significa que el ministro prentenda ampliar la edad legal de jubilación. No está en sus planes, según repite como un mantra durante los últimos días después de la polvareda generada por esa entrevista del fin de semana en la que abogó por la necesidad de un cambio cultural en España para trabajar más entre los 55 y los 75 años. No, su reto está en conseguir que voluntariamente cada vez más personas alarguen su vida laboral y, sobre todo, impedir que se obligue a los trabajadores a prejubilarse. Es decir, acercar la edad real de jubilación a la edad legal, tal y como se pretende con la nueva reforma que mañana se presentará en el Congreso.

Y por ello volvió a profundizar en la idea que quiso plantear en esa entrevista malinterpretada. "Es evidente: tenemos una anomalía de personas que se prejubilan a los 55 años, no es habitual y además es muy injusto. Expulsar a las personas a los 55 fuera del mercado de trabajo sin querer es muy injusto", reiteró.

El titular de Seguridad Social reconoció que "el fuego amigo es un clásico" y no quiso dar más importancia a las críticas de su compañera Yolanda Díaz, quien le pidió "cautela" con sus declaraciones. "No ha sido solo Yolanda Díaz. Ni es la primera ni la segunda vez que realmente se habla de oídas. Pero no quiero focalizarlo en Yolanda Díaz, porque no ha sido solo ella", señaló.

Es más, bromeó con que al menos "ya hay más gente que ha empezado a leerse la entrevista". En cualquier caso, dejó claro que se siente "muy respaldado" dentro del Gobierno e incluso recalcó la buena relación que tiene con la vicepresidenta segunda, a la que dijo tener "mucho aprecio y respeto".

Escrivá insiste: "El problema de la esperanza de vida se soluciona trabajando más"
Comentarios