viernes. 27.01.2023

España, con menos beneficiarios, gasta más que Europa en pensiones

El supervisor alerta de una «notable presión al alza» en las cuentas hasta el año 2050
                      El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. KIKO HUESCA
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. KIKO HUESCA

El Banco de España contradice al Gobierno y a los sindicatos con un informe que publicó ayer, en plena recta final de la negociación de la segunda fase de la reforma de pensiones. España no gasta menos en pensiones que Europa; al contrario, gasta más: se sitúa por encima de la media de la UE en proporción con su PIB y es el séptimo país con mayor presupuesto para esta partida, pese a que el sistema de protección español llega a menos gente que el resto de socios comunitarios y su población está menos envejecida.

El organismo presidido por Pablo Hernández de Cos advierte además que este gasto se irá incrementando «notablemente» durante las tres próximas décadas, debido a la oleada de jubilaciones que habrá con el acceso al retiro de la generación del ‘baby boom’; supondrá «una notable presión al alza» sobre las cuentas públicas, y llevará a España a situarse en el ‘top 3’ de los países de Europa con mayor desembolso. Un gasto que ni siquiera podría compensarse si cada vez más trabajadores se incorporaran al mercado laboral y se llega a una tasa de empleo similar a la de los países más avanzados, algo que solo serviría para contrarrestar el 40% de dicho aumento. Por eso desde Bruselas apremian a acelerar en la reforma, ya que exige a España mantener el actual nivel de gasto.

En un minucioso artículo, el supervisor estima que el gasto en pensiones en España alcanzó el 12,7% del PIB en 2019, lo que supone 2,3 puntos porcentuales más que la media simple comunitaria, que se sitúa en el 10,4%. Esto le hace situarse a la cabeza de los países en su partida para esta materia, de modo que seis países superan su gasto, mientras que en veinte estados el desembolso es menor. Así, el gasto en pensiones de Grecia, Italia y Portugal sobrepasa el 15% del PIB y Francia, Austria y Finlandia también están por encima de España. En el lado contrario, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Suecia alcanzan el 12% del PIB, mientras que el resto de países del este de Europa están por debajo del 10%. Si se mira el gasto en términos del agregado, es decir, de la media de cada país ponderada por su PIB, el tamaño de España entonces sí tiene un nivel similar a Europa, aunque en cualquier caso se mantiene en séptimo lugar.

Este mayor gasto en pensiones se produce pese a que España cuenta con una serie de factores que deberían contribuir a un gasto menor. En primer lugar, tiene un número de beneficiarios «sustancialmente más bajo» que el resto de países europeos —salvo Grecia y Malta—; concretamente, un 21,3% menos, según los datos que aporta el Banco de España. Este déficit -explica- se debe principalmente a que hay muchas menos mujeres que cobran una pensión de jubilación o de viudedad y también menos gente accede a una prestación por invalidez. Precisamente, los sindicatos denunciaron recientemente que el acceso a una pensión contributiva en España tiene unas condiciones bastante más duras que el resto de Europa, por lo que exigieron rebajar a 10 o 12 años el periodo mínimo cotizado.

España, con menos beneficiarios, gasta más que Europa en pensiones
Comentarios