domingo 9/5/21

España paga en efectivo

Un 83% de las compras se realizan con monedas o billetes, diez puntos por encima de Europa
Un comprador, con un billete de cinco euros. EFE

El efectivo aún no ha muerto. Al menos en España. A pesar del impulso de las tarjetas de crédito o los medios de pago digitales, y aun con la crisis del coronavirus de por medio con el correspondiente confinamiento, en España sus ciudadanos siguen tirando más de monedas y billetes que de cualquier otra forma para comprar. De hecho, se sitúa como uno de los países de la zona donde el ‘cash’ es prioritario, ya que un 83 % de las transacciones se realizan con monedas o billetes, según el último informe del Banco Central Europeo (BCE).

España se coloca al mismo nivel que Chipre (con otro 83 % también) y sólo por detrás de Malta, donde un 88 % lo hace. Si se compara la radiografía de los pagos con respecto a las grandes potencias europeas, la diferencia es abismal. La media de la zona euro tira de efectivo en un 73 % de las compras que realizan diariamente sus ciudadanos. En tres años (desde 2016 a 2019) el uso de monedas y billetes ha descendido en casi seis puntos porcentuales, mientras que en España ese descenso ha sido de cuatro puntos. De hecho, en términos de volumen de las transacciones realizadas, España ocupa el primer lugar del ránking de pagos con efectivo, al representar dos terceras partes de todas las operaciones materializadas por los consumidores en este país, por delante del resto de territorios de la zona euro.

COSA DEL NORTE

Como ocurre históricamente, los países del norte europeo son los que lideran los pagos minoristas con tarjetas de crédito u otros medios como las transacciones a través de internet. Por el contrario, en los Estados del sur el efectivo sigue siendo una herramienta primordial para comprender el comportamiento de los consumidores. Por ejemplo, mientras que en Finlandia o Países Bajos el uso de monedas apenas representa ya un 35 % y un 34 % de los pagos, respectivamente, este ratio alcanza en Italia el 82%, en Portugal el 81 % y en Grecia el 80 %.

Además, el país en el que más ha ido disminuyendo el uso del efectivo ha sido en Finlandia (casi 20 puntos porcentuales menos), seguido de Países Bajos (11 puntos menos), Irlanda y Luxemburgo (10 puntos menos, respectivamente), así como en Francia (9 puntos) y Grecia (8 puntos).

Aunque los datos del BCE se refieren a los pagos realizados en 2019, la institución ha querido incluir un apéndice en el informe para tratar la cuestión de la forma en la que se realizan las compras durante la pandemia.

España paga en efectivo
Comentarios