jueves. 07.07.2022

España, entre los peor preparados para la recuperación postcovid

El Foro Económico Mundial alerta sobre la falta de digitalización y la inversión exterior
Una profesional de la limpieza desinfecta un centro público RAMON GABRIEL

España está por debajo de otros países vecinos como Francia, Alemania o Reino Unido en cuanto a su capacidad para recuperarse de la gran crisis económica derivada de la pandemia por su falta de digitalización e inversión exterior, entre otras causas. Así lo vaticina el informe de competitividad que publicó este miércoles el Foro Económico Mundial, y que posiciona a España en vigésimo lugar de los 37 países de estudio.

Para establecer esta clasificación, el organismo mide once factores como la digitalización del mercado, la madurez de las redes sanitarias, la apertura a la inversión exterior, la confianza de los ciudadanos en las instituciones, la transición energética o la actualización de la educación para los empleos del mañana. Entre ellos, España sólo tiene una buena puntuación en la apertura de su mercado a la competitividad nacional e internacional, donde ocupa la sexta posición, y en lo relativo a la adaptación a las nuevas tecnologías, donde es séptima. Sin embargo, en categorías como I+D o la progresividad de los impuestos se queda por debajo del aprobado.

Las mejores posicionadas para recuperarse y adaptarse al mundo tras la pandemia son Finlandia, Suecia, Dinamarca, Países Bajos y China.

La recuperación en 2021 puede verse lastrada por la imposición de restricciones más severas ante el aumento de contagios de los últimos días. Estas nuevas medidas que afecten a la movilidad o a la apertura de negocios en Navidad «pesará sobre la recuperación económica» de 2021, advirtieron ayer los expertos de Funcas, ya que diciembre influye mucho en el dato de PIB del cuarto trimestre, lo que a su vez impactará en el primero del año que viene.

Para 2021 el organismo estima un crecimiento del PIB del 6,8% fundamentalmente por la vacunación masiva y la llegada de fondos europeos, a lo que se une el mantenimiento de unos bajos tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) en principio hasta 2022.

Pero seguirá pesando mucho la falta de turistas. Aunque desde Funcas prevén que se recupere un 40% de los visitantes internacionales en 2021, un gran volumen frente al 10% de 2020, aún estaremos muy lejos de las tasas de 2019, cuando llegaron a España 83 millones de turistas extranjeros. De hecho, la mayor dependencia del turismo de algunas comunidades es el factor que marca la gran diferencia en el impacto del coronavirus entre ellas.

Así, el organismo establece tres grupos. Por un lado, las más afectadas por la crisis porque la mayor parte de su economía depende del turismo: Baleares y Canarias, quienes soportarán caídas del PIB muy superiores a la media nacional (-12%). En el caso balear, su PIB se hundirá un 22%, mientras que Canarias verá reducida su economía en un 17,9%, según los cálculos de Funcas.

En segundo lugar, las comunidades más en línea con la caída nacional, donde aunque el turismo tiene un peso importante, su economía está «algo más diversificada» y los viajeros nacionales tienen más importancia que los extranjeros, señaló Raymond Torres, director de Coyuntura de Funcas durante la presentación. En este se encuentran Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana o Andalucía.

Y, por último, las comunidades que salen mejor paradas de la crisis se corresponden con las menos dinámicas económicamente, que viven más del sector primario y donde hay una mayor presencia del sector público. Se trata de Murcia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Navarra y Cantabria.

Una de las consecuencias del desplome económico son los despidos. Y aunque Torres aseguró que los planes de ayuda a autónomos por cese de actividad y los erte han mitigado «mucho más que en otras crisis» el aumento del desempleo, la afiliación a la Seguridad Social ha caído en toda España, sobre todo en las comunidades donde la dependencia del turismo es mayor.

Frente a la polémica sobre la subida del salario mínimo en 2021, el director general de Funcas, Carlos Ocaña, advirtió que la «prioridad» ahora es «proteger al mayor número de empresas y empleos». De cara a estos próximos meses que van a ser «complicados», pidió que la política económica piense en «cómo salvar el mayor número de empresas» y «no en ajustes».

España, entre los peor preparados para la recuperación postcovid
Comentarios