martes. 07.02.2023

El Estado ingresó 11.237 millones con las subidas de impuestos del 2012

El ministro de Hacienda defiende el carácter «equitativo» del ‘golpe’ fiscal.

La administración general del Estado logró en 2012 cumplir sus objetivos de ingresos gracias al incremento de la presión fiscal aplicado desde por el Gobierno de Mariano Rajoy, aumento que pivotó en torno a mayores gravámenes por IRPF, IVA e Impuesto de Sociedades. Según el balance anual de ingresos publicado ayer por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, las medidas adoptadas a lo largo del año, aunque fueron «dolorosas de tomar», generaron unos ingresos adicionales de 11.237 millones de euros, determinantes para alcanzar al cierre del ejercicio el nivel de recaudación comprometido en los Presupuestos Generales del Estado.

Los datos dados a conocer por Montoro constatan que, aún en un escenario macroeconómico adverso –el Gobierno ha estimado una caída del PIB del 1,3% interanual– los ingresos impositivos alcanzaron los 167.731 millones de euros, cifra que roza, aunque no alcanza, los 167.797 millones previstos en las cuentas públicas. Si a esa cantidad se suma la recaudación correspondiente a tasas y a otros ingresos, la recaudación tributaria total aumenta hasta 168.567 millones de euros, un 4,2% más (6.807 millones más) que en 2011. Los ingresos no financieros totales, aún con datos provisionales, se elevaron a 215.517 millones, cantidad que supone un 2,1% más que los 211.089 millones previstos en las cuentas de 2012.

«Hemos cumplido con creces el total de ingresos presupuestados», resaltó Cristóbal Montoro. El ministro celebró que «con el esfuerzo de todos los españoles hemos logrado salvar una situación extramadamente difícil». Y, a renglón seguido, insistió en el carácter «equitativo» de ese sacrificio: «Han pagado más impuestos las grandes empresas y las mayores rentas del IRPF». «Es una subida más justa», repitió, en defensa de las polémicas medidas adoptadas durante el año, que han hecho posible llegar al nivel de ingresos comprometido.

Montoro detalló que las grandes medidas de consolidación fiscal tomadas por su departamento por el lado de los ingresos –subidas del IVA, IRPF y Sociedades- han tenido un impacto recaudatorio de 11.237 millones de euros. En ausencia de ellas, los ingresos no sólo habrían aumentado, sino que habrían sufrido un descenso del 2,7% que habría complicado mucho la senda de reducción del déficit comprometida ante Bruselas.

¿Cumplirá también el Gobierno sus previsiones en materia de gastos? La respuesta del ministro fue que «si el cierre de los ingresos, que era el más difícil, está ahí, el de gastos, que se controla, no va a ser malo». De ahí a llevar también a buen puerto la meta de reducir el déficit público al 6,3% hay un trecho que ahora depende, sobre todo, del saldo de la ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas y entidades locales. Los datos definitivos se conocerán en el mes de febrero.

Esfuerzo adicional

Montoro no escatimó argumentos para defender el carácter «equitativo» de la subida fiscal aplicada. De los 11.237 millones en que aumentó la recaudación, 5.925 milllones corresponden al aumento de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. La recaudación total de este impuesto creció un 29% en un escenario de caída de los beneficios empresariales, hasta 21.435 millones.

Los ingresos por IRPF crecieron un 1,2% en 2012, hasta 70.619 millones. Ese avance se produjo «exclusivamente» por la subida de gravámenes que el Gobierno aprobó en diciembre de 2011 y que generó 2.957 millones adicionales.

La recaudación por IVA aumentó en 2012 un 2,4% (1.162 millones), hasta 50.464 millones. Los dos factores que explican ese avance son el impacto de la subida de tipos que entró en vigor en septiembre y que generó 2.441 millones adicionales y la disminución de las devoluciones.

El Estado ingresó 11.237 millones con las subidas de impuestos del 2012
Comentarios