lunes 10/5/21

Los europeos piden privacidad y seguridad para un posible euro digital

euro
La UE plantea un euro digital. TONY GENTILE
Bruselas, 14 abr (EFE).- Las prioridades de los ciudadanos para la posible creación de un euro digital son asegurar la privacidad y la seguridad en el uso de la divisa digital, explicó el miembro del directorio ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Fabio Panetta, ante el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo este miércoles.
Panetta expuso los resultados de la consulta pública que realizó el BCE sobre la posible creación de un euro digital, que obtuvo un récord de participación (más de 8.000 respuestas) y refleja que la característica más importante de una moneda digital debería ser la privacidad, tal y como respondieron el 43 % de los encuestados.
Otros rasgos importantes son la posibilidad de usar el euro digital para pagos seguros (prioridad para el 18 % de los encuestados), de utilizarlo en toda la eurozona (11 %) y de hacerlo sin costes adicionales (9 %).
"Proteger los datos personales de los usuarios y garantizar un alto nivel de confidencialidad será una prioridad en nuestro trabajo", aseguró Panetta
En este sentido, explicó que el euro digital aumentaría la privacidad en los pagos digitales ya que permitiría realizar desembolsos sin compartir datos con terceros, lo cual difiere de los sistemas de pago privados, "en los que generalmente se ofrecen servicios a cambio de datos personales que luego se utilizan con fines comerciales".
Y señaló que, no obstante, los encuestados también reconocen la necesidad de que el euro digital tenga características que impidan actividades ilícitas como el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo, lo cual, aseguró, les "tranquiliza mucho".
Los ciudadanos, argumentó, "desean confidencialidad y privacidad, pero entienden también la importancia de salvaguardar la estabilidad del sistema financiero, para lo cual las autoridades necesitan algo de acceso a sus datos personales".
El representante del BCE aseguró que el euro digital no sustituiría al dinero en efectivo, sino que lo complementaría, y que los consumidores podrían seguir realizando pagos anónimos con billetes.
Además, explicó que el BCE se está planteando establecer límites de tenencia de euros digitales para cada titular para así evitar la "competencia excesiva" con la banca comercial.
"Nosotros no queremos que los bancos salgan perdiendo, al contrario, queremos posibilitar el que los bancos puedan ofrecer sistemas de pago más eficaces a sus clientes", añadió.
Panetta explicó a los eurodiputados que en los próximos meses el Consejo de Gobierno del BCE decidirá si inicia una "fase de investigación formal" sobre el euro digital, que duraría dos años y en la que se analizarían las posibles opciones de diseño y requisitos de uso.
Una vez finalizada dicha fase, el Consejo de Gobierno tomaría una decisión sobre el diseño y la conveniencia de aplicar los requisitos decididos a los usuarios, fase que duraría "varios años". Solo al final de esta, el BCE decidiría finalmente si lanza o no el euro digital.

Los europeos piden privacidad y seguridad para un posible euro digital
Comentarios