viernes 18/6/21

Fainé descarga la responsabilidad de vigilar el asalto de Sacyr en Brufau y Pemex a Repsol

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, declararon ayer en la Audiencia Nacional en calidad de investigados en el marco del caso Villarejo. El juez instructor, Manuel García-Castellón, citó a ambos el pasado 15 de abril al apreciar indicios de un presunto cohecho en el marco de la pieza separada número 21, relativa a los servicios contratados por ambas sociedades al comisario jubilado José Manuel Villarejo para que espiara en 2011 y 2012, presuntamente, a Luis del Rivero, entonces máximo responsable de Sacyr Vallehermoso. La constructora se había aliado con la petrolera mexicana Pemex para ampliar su participación en Repsol.

Fainé declaró por espacio de una hora. Según fuentes próximas al expresidente de La Caixa, negó cualquier «irregularidad» por su parte en la investigación de la contratación de la empresa Cenyt, propiedad de Villarejo. «No tengo el más mínimo conocimiento. Ni participé en la selección, ni en la contratación, ni en el pago del proveedor, ni tenía la más mínima idea de la empresa que Repsol había contratado ni de quién era Villarejo, ni mucho menos si se había contratado a un funcionario de policía en activo», dijo. El banquero de 78 años, además, señaló que Brufau le comentó el «encargo» por la conveniencia de tener más información empresarial sobre el «pacto Sacyr-Pemex, para poder responder a este desde una dimensión corporativa».

Tras Fainé llegó el interrogatorio a Brufau. El presidente de Repsol negó su participación o conocimiento en la empresa contratada. «Nunca jamás di instrucciones en este sentido», afirmó. Asimismo, explicó que su actuación estuvo encaminada «única y exclusivamente» en salvaguardar los intereses legítimos de los accionistas de la compañía, incluida La Caixa, accionista de referencia, ante el pacto Sacyr-Pemex.

Fainé descarga la responsabilidad de vigilar el asalto de Sacyr en Brufau y Pemex a Repsol