miércoles 19/1/22

El euro se depreció ayer por debajo de 1,17 dólares, a mínimos desde noviembre, después de que la Reserva Federal (Fed) señalara que podría comenzar a reducir las compras de deuda a finales de año si la economía mantiene el ritmo de expansión esperado.

El euro se cambiaba hacia las 15.00 horas GMT a 1,1683 dólares, frente a los 1,1710 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó ayer el tipo de cambio de referencia del euro en 1,1696 dólares.

El euro se depreció hasta 1,1665 dólares, pero después recuperó posiciones hasta llegar cerca de los 1,17 dólares, mientras se mantiene la aversión al riesgo en los mercados financieros después de que las actas de la Fed mostraran que aumentaron las discusiones sobre la retirada de los estímulos.

Algunos inversores esperan que la Fed dé más información en el encuentro de bancos centrales en Jackson Hole (Wyoming) y que podría anunciar un plan de retirada en septiembre.

Aumenta la demanda de deuda soberana, por la búsqueda de seguridad ante la incertidumbre por la propagación de la variante delta, y su rentabilidad cae a mínimos.

La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en EE UU bajó a 348.000 la semana pasada, comparada con 377.000 en la semana anterior, lo que supuso el menor nivel desde la llegada de la pandemia al país hace más de un año.

Estas cifras son un argumento a favor para que la Fed comience a reducir sus estímulos monetarios.

Aunque el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia bajó en agosto a 19,4 puntos y no llegó a lo esperado.

La moneda única se cambió en una banda de fluctuación entre 1,1665 y 1,1716 dólares.

La Fed pone en alerta el mercado de divisas tras tratar de bajar las compras de deuda