domingo. 25.09.2022

La eurozona debería abordar urgentemente las desigualdades existentes entre las distintas regiones, que han sido «magnificadas» por la pandemia de la covid-19, según la última evaluación del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicada este martes.

En ese sentido, el FMI afirma que la UE necesitará poner en marcha políticas enfocadas a áreas específicas, además de invertir en infraestructura y conectividad, para apoyar las zonas más pobres, que suelen depender más de «sectores con contacto excesivo», con lo que es más probable que se expongan a los efectos de la crisis.

El FMI considera que, para evitar el aumento de la desigualdad, se deberá prestar atención especial a los jóvenes y otros grupos en desventaja en el mercado laboral, lo que requiere un fortalecimiento de las redes de seguridad, en términos sociales, y el desarrollo de programas efectivos de capacitación.

Estas conclusiones se basan en las discusiones que la junta ejecutiva del FMI mantuvo con los países miembros de la zona euro, que culminaron el 18 de diciembre.

Tras una caída importante del PIB en la eurozona, que ha sido en parte contenida por la respuesta política «sin precedentes» tanto a nivel nacional como europeo, con decisiones como limitaciones al aumento del desempleo, el FMI espera que la segunda ola de la pandemia y las medidas necesarias para frenarla influyan en la actividad económica a corto plazo.

Y auguró que, a menos que la dinámica de la pandemia se altere significativamente en los próximos meses, se espera una recuperación gradual.

Para dicha recuperación, la junta de directores del FMI consideró que las políticas deberían contribuir a facilitar el trabajo y la reasignación del capital hacia compañías y sectores viables.

El FMI insta a abordar urgentemente las desigualdades en la eurozona
Comentarios