domingo. 25.09.2022

El FMI ralentiza el crecimiento de España y atrasa la recuperación

Calcula que el PIB mejorará un 5,8% y se convertirá en el país europeo que más avance

La economía española se ha instalado en su propia montaña rusa a tenor de las previsiones actualizadas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe de enero: el organismo prevé que España pase de ser el ‘farolillo rojo’ de 2021, al crecer un 4,9%, a convertirse en el país europeo cuyo PIB avance de forma más rapida en 2022, a un ritmo del 5,8%.

De confirmarse, sería una de las alzas del PIB más elevadas entre las principales potencias, aunque Alemania, Francia o Italia han recuperado todo el PIB perdido por el coronavirus —o lo harán este año—, mientras que España tendrá que esperar hasta 2023. Ese es uno de los ‘peros’ que esconde el elevado crecimiento del PIB para este ejercicio. El segundo, que supone un recorte en los cálculos del FMI de 0,6 puntos porcentuales con respecto a su anterior revisión. Además, el organismo, cuya directora gerente es Kristalina Georgieva, enfría las expectativas de una rápida recuperación después de ser el país en el que más cayó el PIB en el coronavirus, casi un 11%. Finalmente, el crecimiento en 2021 rozó el 4,9%.

En sus anteriores cálculos, estimaba un alza del 4,6% para ese ejercicio a tenor del comportamiento del PIB en el tercer trimestre, el del verano, más flojo de lo que se esperaba en un principio. Sin embargo, la evolución en el último tramo del año habría sido mejor de lo esperado a pesar de la sexta ola. Es la misma idea expuesta por BBVA Research.

Si se cumplen las previsiones del FMI, España crecerá por encima de la media europea, calculada en el 3,9% para 2022. El resto de potencias, como Alemania, Francia o Italia, no pasarían del 4%. Eso sí, el tablero sería completamente distinto al de 2021, en el que España no pasó del 5%, aunque fue un 6% en sus vecinos. Para el Secretario de Estado de Economía, Gonzalo García de Andrés, estos cálculos «confirman el buen tono de la actividad en el segundo semestre de 2021 incluso en un entorno de subida de precios de la energía y de cuellos de botella» en la distribución. Además, acentúan «la solidez del ciclo expansivo» del país.

De cara a 2023, el organismo anticipa que el PIB avanzaría un 3,8%, lo que supone 1,2 puntos porcentuales más que en sus anteriores cálculos. De esta forma, recuperaría el PIB perdido durante la crisis de la pandemia a principios del próximo año.

En este nuevo informe de previsiones, el organismo deja claro que la economía mundial crecerá menos de lo previsto este año, principalmente debido a la desaceleración en EE UU y China, la variante ómicron, la alta inflación y las posibles alzas de los tipos de interés.

El FMI estima que la inflación global será del 3,9% en las economías avanzadas, persistiendo «por más tiempo de lo previsto» antes de ceder en 2023.

El FMI ralentiza el crecimiento de España y atrasa la recuperación
Comentarios