lunes 21.10.2019

Funcas avisa de un «fin de ciclo» y baja sus previsiones al 1,9% este año

Funcas avisa de un «fin de ciclo» y baja sus previsiones al 1,9% este año

edurne martínez | madrid


Un «fin de ciclo». Así de clara ha sido la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) al revisar a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía española para este año hasta el 1,9%, tres décimas menos que su anterior pronóstico, y con un recorte aún mayor -de medio punto- para el próximo año, cuando calculan que la economía crezca sólo el 1,5%. No obstante, los expertos no consideran que el país vaya a caer en una recesión a corto plazo.


Después de que el Banco de España rebajara nada menos que cuatro décimas sus previsiones para este año hasta el 2% y el INE lo ratificara días después, ahora es Funcas quien recorta sus expectativas sobre el PIB en España debido a la propia revisión de la serie histórica del INE y a un crecimiento menor de lo esperado de la demanda interna durante el segundo trimestre de este año. Por su parte, el Gobierno en funciones mantiene por ahora una previsión de crecimiento del PIB del 2,2% para este año, mientras que prevé un crecimiento del 1,9% en el próximo ejercicio, aunque es probable que el nuevo cuadro macroeconómico que el Ejecutivo debe mandar a Bruselas la semana que viene rebaje estas expectativas.


También la parálisis política está afectando a la economía española, según explicó el director general de Funcas, Carlos Ocaña, durante la presentación de sus previsiones para España 2019-2021. Reconoció que los datos recogidos por el organismo apuntan a un crecimiento «significativamente menor en los próximos trimestres» pero «no a una crisis». En cuanto al empleo, el organismo prevé un aumento del 2,2% este año, una cifra considerable que irá descendiendo al 1,1% en 2020 y al 1,5% en 2021. Estos datos supondrán la creación de medio millón de empleos en los dos próximos años hasta dejar la tasa de paro en el 12,2% al cierre de 2021.


Peor se comportará el déficit público. Funcas empeora sus previsiones hasta un déficit del 2,4% este año, lo que suponen seis décimas más que el objetivo del Gobierno, debido a la desaceleración económica. Más allá, creen que subirá al 2,5% en 2020 y solo se reducirá al 2,2% en 2021, algo «tremendamente preocupante», lamentó Ocaña. Este desequilibrio en las cuentas significaría que la deuda pública, que actualmente roza el 100% del PIB, «apenas descendería».

Funcas avisa de un «fin de ciclo» y baja sus previsiones al 1,9% este año