viernes. 12.08.2022

La elevadísima inflación ha pasado de ser un hecho coyuntural a «cronificarse» en el tiempo y los organismos económicos ya están haciendo sus cálculos con una visión de futuro mucho más pesimista. Este lunes fue el turno de Funcas, que revisó al alza la estimación de inflación media para este año hasta el 8,8%, la más alta dada hasta ahora después del 8,1% de la OCDE y de la Comisión Europea.

Por ello, exigen que las pensiones sean incluidas en el «necesario» pacto de rentas entre empresarios y trabajadores, actualmente paralizado hasta después del verano tras dos reuniones sin acuerdo. «El pacto de rentas debería considerar definitivamente las pensiones porque se trata de la renta que reciben 9 millones de españoles y es un componente muy grande del gasto público total», explicó Carlos Ocaña, director general de Funcas, durante la presentación del informe.

A su juicio, el pacto de rentas es «necesario» para «evitar la espiral inflacionista». Además, subir las pensiones ligadas a una inflación media del 8,8% supondría aumentar la partida de gasto público un 1%, lo que es una «carga muy significativa para unos Presupuestos del Estado que tendrán que afrontar unos mayores gastos por la deuda acumulada con subida de tipos de interés», señaló Ocaña.

Sin embargo, desde el Gobierno siguen afirmando que las pensiones se actualizarán conforme a la inflación, sea la que sea. Así lo confirmó de nuevo la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, este mismo lunes, que señaló que la revalorización de las pensiones «está establecido por ley, es un compromiso con nuestros mayores que vamos a cumplir». Calviño valoró positivamente el pacto de rentas para «evitar que las tensiones inflacionistas tengan un carácter más permanente», pero dejando fuera a los pensionistas. La inflación, que el año que viene seguirá en el 5% según previsiones de Funcas, lastrará el conjunto de la economía. Aunque desde el ‘think tank’ siguen calculando que el PIB crezca este año un 4,2%, hay un «cambio sustancial» de los componentes que explican dicho avance. La demanda interna, hasta ahora principal sostén de la economía, se desplomará hasta el 2,1% este año, 1,7 puntos menos de la anterior previsión. Lo que equilibra estas cuentas es que la demanda externa avanza en 1,7 puntos hasta el 2,1%, sobre todo por el tirón del turismo previsto para este verano.

Funcas exige incluir las pensiones en el pacto de rentas al dispararse el IPC
Comentarios