martes 19.11.2019
Economía

Los funcionarios cobrarán 36 euros más al mes con la subida del 2% que tendrán en 2020

Semana agridulce para los cerca de 2,6 millones de empleados públicos que trabajan para la Administración, que han sufrido una de cal y otra de arena. La buena noticia es que tendrán en 2020 una subida salarial fija del 2%, que puede llegar incluso al 3,3% en función de la evolución de la economía y el cumplimiento del déficit, tal y como contempla el Gobierno en el Plan Presupuestario enviado a Bruselas el pasado martes, que cumple así con el pacto alcanzado con el anterior ministro Cristóbal Montoro.
Imagen de una manifestación de trabajadores públicos para exigir subidas salariales. RAMIRO
Imagen de una manifestación de trabajadores públicos para exigir subidas salariales. RAMIRO

Sin embargo, para que sea efectiva tendrán que esperar a que se constituya el nuevo Parlamento -según admitió Pedro Sánchez en una carta enviada a los sindicatos-, por lo que lo más probable es que no dé tiempo a que este incremento se vea reflejado en las nóminas de enero y se haga con efecto retroactivo más adelante. La mala noticia es que los más de medio millón de interinos que llevan meses a la espera de que se pronuncie el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ven algo más complicado conseguir lo que demandan: que la Justicia les convierta automáticamente en personal fijo, sin pasar por las oposiciones previas, y conseguir una indemnización de 20 días por año trabajado en el momento de su cese.

Así lo consideran sendos abogados generales del Tribunal, que pese a que afean a la Administración española el "abuso" que hace de la temporalidad (prácticamente tres de cada diez empleados son eventuales) y piden que se establezcan sanciones disuasorias, concluyen que la ley es conforme a la normativa comunitaria. No se trata de algo definitivo aún y habrá que esperar a que en los próximos meses salga la sentencia, aunque la mayor parte de las veces coincide con las tesis previas de sus abogados.


Analicemos, por tanto, lo que sí es una realidad: esa subida fija de los salarios del 2% para 2020, más otro 0,30% de fondos adicionales (que decide cada Administración cómo emplearlo), a la que incluso podría sumarse hasta otro 1% extra si el PIB crece igual o más del 2,5% en 2019, algo improbable a la vista de la previsión de que avance un 2,1%. Así, ¿qué supondrá esto para el bolsillo de los funcionarios? Es muy complicado hablar de las retribuciones de los empleados públicos, puesto que, además del grupo y categoría al que pertenecen, influye significativamente la comunidad autónoma donde se ejerza la profesión, la antigüedad laboral y los diferentes complementos (complemento específico, de destino, de productividad), por lo que la brecha puede ser muy amplia.

Según estimaciones de CSIF, el sueldo medio de un funcionario se sitúa en torno a los 1.800 euros brutos al mes repartidos en 14 pagas, con lo que la nueva subida supondría 36 euros más al mes de media y algo más de 500 euros al año.

Un mínimo de 1.100 euros Mayor sería el aumento si se toman en consideración los datos del informe 'Decil de salarios del empleo principal' que publica la EPA, el último con cifras del ejercicio 2017. Según esta encuesta, el salario medio bruto en el sector público alcanza los 2.227 euros mensuales (repartidos también en 14 pagas), con lo que el alza del 2% supondría 44,5 euros más cada mes o 623 euros más al año.

Desde CSIF consideran que esta remuneración de más de 31.000 euros de media al año que cobraría un funcionario no es real, puesto que pesan en exceso los sueldos de los directivos de las grandes empresas, o incluso de los políticos al servicio público (incluido el presidente del Gobierno).

El informe elaborado por el INE también explica que la inmensa mayoría de los empleados públicos (más del 62%) percibieron al menos 1.830 euros al mes y el grupo más numeroso de este colectivo (uno de cada cuatro) cobra entre los 31.395 euros brutos anuales (cerca de 2.250 euros al mes) y los 40.411 euros (casi 2.900 euros al mes).
Otra forma de conocer lo que ganan los empleados públicos es la tabla salarial que publica el BOE cada año.

Así, el sueldo para la categoría más baja, la del grupo E, que son los funcionarios que realizan funciones de vigilancia, limpieza o atención al público, y no necesitan más que estudios elementales, se sitúa en los 1.181 euros brutos al mes (con 14 pagas), sin tener en cuenta trienios ni complementos de destino. Por el contrario, los funcionarios que pertenecen a la categoría más alta (grupo A1) y realizan funciones directivas, de control, estudio e inspección -para lo que se requiere un título universitario-, cobran al menos 2.900 euros al mes. Casi 2.000 euros al mes ingresan los de la categoría B, mientras que la C ronda los 1.400 euros.

Los funcionarios cobrarán 36 euros más al mes con la subida del 2% que tendrán en 2020