domingo. 25.09.2022

El Gobierno creará un ‘erte por rebrote’ donde haya confinamiento

La protección seguirá «hasta que sea necesario» aunque se centrará en negocios de turismo
Pallete, Ignacio Galán, Ana Botín y la vicepresidenta económica Nadia Calviño, ayer. EFE

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anticipado algunas de las propuestas que negociará con empresarios y sindicatos en Palma de Mallorca para proceder a la extensión de los erte (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) a partir del 30 de septiembre: como novedad, el Gobierno pone sobre la mesa la posibilidad de aplicar ‘erte por rebrote’, esto es, que se active el mecanismo de protección, con la correspondiente prestación del paro, «si hay confinamiento en una localidad, comarca, autonomía o empresas».

Ese es el planteamiento expuesto ayer por la ministra ante la reunión de la Mesa Tripartita (Ejecutivo, empresarios y sindicatos) que definirá el futuro de los erte. Yolanda Díaz considera que el sistema, puesto en marcha en pleno confinamiento de forma genérica, «está funcionando». Y que a partir de ahora «debe permitir actuar con prontitud atendiendo las necesidades de las empresas» que tengan que cerrar su actividad por un rebrote concreto en los próximos meses. Y se extendería el erte «sin límite de tiempo», ha indicado, porque «no se puede saber ahora si el año que viene seguirá habiendo» problemas de contagio puntuales que obliguen a confinar.

Más allá de esta propuesta novedosa, el futuro de los erte actuales pasará a partir del 30 de septiembre sobre todo por los trabajadores de las empresas turísticas y de sus negocios vinculados. La extensión de esta prestación que se puso en marcha en marzo para afrontar el momento más duro de la pandemia traerá cambios desde octubre centrándose en el sector que más trabajadores acumula con el empleo hibernado. La ministra de Trabajo anticipaba también sus intenciones al indicar que el Gobierno va a «rediseñar un mecanismo de protección» que abarque «no sólo al sector turístico ‘stricto sensu’ sino a toda la cadena».

Díaz ha indicado que el Ministerio ha analizado en profundidad la especial incidencia de la crisis en el sector turístico «en sentido extenso». Entre otras, ha mencionado, además de agencias de viajes y empresas de transportes, el ocio y la cultura. También «tiendas y supermercados», puntualizó.

SIN FECHA FINAL

La titular de Empleo ha dado por hecho «sin duda» que los erte se prolongarán, si bien ha apostillado que «no tiene mucho sentido poner fechas» a este mecanismo. En esta línea, ha declarado que los erte durarán «hasta cuando sea necesario» mientras haya «incertidumbre sanitaria». «Mientras no haya una vacuna, no hay ninguna certeza», ha reflexionado. La patronal del turismo viene exigiendo en las últimas jornadas la necesidad de prolongar los erte al menos hasta la próxima Semana Santa de 2021.

Yolanda Díaz también ha defendido la posibilidad de que los perceptores del erte mantengan la cuantía del paro a partir del sexto mes de cobro. Hasta ahora, llegado ese momento, el importe se reduce del 70% al 50% de la base reguladora, como marca la legislación actual. «Es una merma sustancial», ha explicado la ministra. «Tenemos mucho interés en que este elemento se corrija. Nuestra voluntad es mantener la protección en el 70% como lo tienen en la actualidad», ha indicado.

También la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, se ha referido al futuro de los erte. Y lo ha hecho para que este sistema avance hacia un mecanismo «que no sea solo de protección como de apoyo al empleo, al a formación y a los ajustes de las empresas». Considera necesario aprovechar este contexto de crisis para convertir los erte en «una herramienta estratégica de flexibilidad laboral para atajar uno de los grandes problemas de nuestro mercado laboral» como es la dualidad.

El abono de los millones de prestaciones por desempleo derivados de los erte de la Covid-19, así como las ordinarias relativas al paro, acumulan un gasto del Servicio Estatal Público de Empleo (Sepe) superior a los 23.000 millones de euros desde que comenzó el año hasta el pasado mes de julio. Supera así los 21.500 millones que le corresponden a España de la línea europea (Sure), que está por desembolsar. El mes de mayo fue el periodo en el que el Estado destinó las mayores cuantías a esta contingencia con más de 5.500 millones de euros.

UNA CITA CLAVE

Patronal y sindicatos afrontan este viernes en Palma de Mallorca la primera reunión de la Mesa Tripartita junto al Gobierno en la que negociarán el futuro de los erte a partir de finales de mes. Las tres partes están de acuerdo en la necesidad de prorrogar este mecanismo de protección a los trabajadores de empresas en apuros por la falta de actividad ante la Covid-19. Pero en la definición de los detalles el futuro texto residen las discrepancias.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, alertó ayer de que si no hay erte para proteger a empresas y trabajadores, habrá más paro. El presidente de la patronal ha resaltado que el gasto asociado a esta protección social es algo que «está encima de la mesa guste, o no». Desde su punto de vista, esta herramienta debe de ampliarse hasta Semana Santa, puesto que el sector turístico ha sido de los más afectados.

El Gobierno creará un ‘erte por rebrote’ donde haya confinamiento
Comentarios