martes 15/6/21

El Gobierno matiza el plan sobre la reducción por la tributación conjunta

Las elecciones en la Comunidad de Madrid han convertido en muy sensibles los temas fiscales. Así que aunque el Plan de Recuperación enviado por el Gobierno a Bruselas el pasado viernes recoge la recomendación de la Airef de «acelerar la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta en el IRPF mediante el establecimiento de un régimen transitorio», desde el Ministerio de Hacienda han matizado que el plan del Ejecutivo es estudiar, con el asesoramiento técnico de los expertos, la forma de evitar que esta reducción fiscal acentúe la brecha de género existente en el mercado laboral, sin que en ningún caso esta posible reforma tributaria vaya a suponer un aumento de la carga fiscal de las familias.

El Plan de Recuperación, en el Anexo IV, dedicado al «Análisis sectorial de aspectos de igualdad de género y oportunidades», señala que, de acuerdo con el estudio realizado por la Airef en julio de 2020, se llegó a la conclusión de que, en su actual configuración, esta reducción generaba un «desincentivo a la participación laboral de los segundos perceptores de renta (principalmente mujeres de rentas bajas) lo que acentúa los problemas de brecha de género de la economía española aspectos de igualdad de género, «un sistema tributario moderno no debe servir exclusivamente para procurar unos ingresos que financien el gasto público, sino que debe contribuir directamente a potenciar el impacto de las políticas públicas, sirviendo de catalizador para lograr transformaciones en ámbitos como la igualdad de género, la atención a la discapacidad, la conservación del medioambiente o la protección a la salud». «Hay bastante consenso en que esta medida desincentiva la entrada de la mujer en el mercado laboral», concluyen.

Lo que hará el Gobierno, explican en Hacienda, es evaluar las recomendaciones de la Airef y analizar la eficacia y eficiencia de los incentivos fiscales vigentes. Para ello, también se ha creado un grupo de expertos que emitirá su informe en febrero del año 2022. Será en ese momento cuando se planteará qué medidas fiscales son más adecuadas para adecuar nuestro sistema tributario al siglo XXI e impulsar el crecimiento y la creación de empleo.

Actualmente, hay 2,1 millones de hogares donde los matrimonios presentan su declaración de forma conjunta y, si se elimina la reducción fiscal, sufrirían de facto una subida de impuestos. «Hay bastante consenso en que esta medida desincentiva la entrada de la mujer en el mercado laboral», indica Hacienda.

Esta medida tiene un coste para el Estado de 1.000 millones al año,. Sin embargo, la Autoridad Fiscal (Airef) elaboró el año pasado un informe sobre los beneficios fiscales del sistema tributario español en el que repasaba las ventajas e inconvenientes de esta reducción en el IRPF, y calcula que el coste para las arcas públicas asciende a 2.293 millones.

El Gobierno matiza el plan sobre la reducción por la tributación conjunta
Comentarios