domingo. 14.08.2022

El Gobierno de España rebajó ayer su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) al 2,7 % para 2023, 0,8 puntos por debajo de la previsión de finales de abril, como consecuencia del impacto de la guerra en Ucrania.

Según el cuadro macroeconómico presentado hoy por la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la previsión de crecimiento para este año se mantiene en el 4,3 %.

Aunque el Gobierno no ofrece previsiones del índice de precios de consumo (IPC), el deflactor del consumo privado -indicador similar- se eleva al 7,8 % para 2022 y al 2,9 % para el próximo año.

«El principal reto de la economía en este momento es la inflación. Es un fenómeno global, generado por un shock exógeno», ha destacado Calviño, quien ha hecho hincapié en el entorno internacional «incierto y turbulento» provocado por las tensiones geopolíticas asociadas a la guerra.

A pesar del difícil contexto, la vicepresidenta ha destacado que el crecimiento de la economía española seguirá siendo fuerte y estará sustentado por cuatro factores: el «excelente» comportamiento del empleo, la fuerte inversión en bienes de equipo, la recuperación del turismo y la reducción del déficit y la deuda pública.

El Gobierno rebaja al 2,7 % la previsión de crecimiento del PIB en 2023
Comentarios