viernes. 01.07.2022

Las bases máximas de cotización no subirán el próximo año. Así lo anunció ayer el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante su intervención en un desayuno organizado por Europa Press.

El ministro avanzó que habían tomado la decisión de que, dada la actual situación económica que atraviesa el país a consecuencia de la pandemia, no iban a incrementar estos impuestos. «Hemos optado este año por no tocar las bases pero es algo que debemos hablarlo en el futuro», matizó Escrivá

Así, por segundo año consecutivo la base máxima de cotización se mantendrá también en 2021 en los 4.070,10 euros al mes para los más de un millón de trabajadores que tienen mayores ingresos.

Esta es una decisión que el Gobierno toma a final de cada año y en 2020 aunque estaba prevista una subida no se hizo por el cambio de Ejecutivo y el estallido de la pandemia. La última subida de la cuota de estos trabajadores fue en 2018, cuando se incremento un 7%, lo que supuso 267 euros más al mes, el mayor incremento en las tres últimas décadas.

Falta por saber si se elevará en enero la base mínima, ya que ésta sube el mismo porcentaje en que lo haga el Salario Mínimo Interprofesional. El Ejecutivo convocará pronto a los agentes sociales para tomar una decisión, pero ha asegurado que no lo congelará, aunque tampoco se espera un incremento fuerte. Lo más probable es que se sitúe en el entorno del 0,9% para mantener el poder adquisitivo de trabajadores precarios.

La decisión de congelar la base máxima afecta a casi 1,5 millones de trabajadores —según el Ministerio, aunque CEOE lo rebaja a un millón— que tienen unos ingresos superiores a los 48.841 euros al año, la remuneración máxima por la que se debe pagar a la Seguridad Social, de modo que quien gana más no debe cotizar por ello ni tampoco se le aumenta la pensión.

El perfil de este cotizante es el de un hombre, de mediana edad y con estudios universitarios, que trabaja mayoritariamente para grandes empresas del sector servicios, con un contrato indefinido, a jornada completa y que desempeña un puesto directivo, según un estudio de CC OO.

Otro de los anuncios que hizo Escrivá es que su Ministerio está ya trabajando en cómo incentivar la jubilación demorada y «muy pronto tendremos varias opciones». En este sentido, adelantó que una de las fórmulas que se barajan para tratar de que los trabajadores opten por alargar su retiro más allá de la edad legal es con un pago único en el momento de la jubilación, en lugar de que se trate de un incremento adicional de la pensión mes a mes, como sucede ahora.

El Gobierno no subirá las bases máximas de cotización en 2021 por la crisis del covid-19
Comentarios