lunes 1/3/21

Los hogares ahorraron más y se endeudaron menos por el virus

El dinero en depósitos aumentó un 13% mientras que el valor de los préstamos se redujo
Un reponedor en uno de los lineales de un supermercado. J. LANE

Las familias españolas han hecho su propio ajuste de cinturón una vez superado el primer estado de alarma y correspondiente confinamiento estricto que mantuvo a toda la sociedad recluida para evitar la expansión del coronavirus. Conscientes de la situación que se podía avecinar en términos laborales y económicos, el importe de sus ahorros aumentó en el tercer trimestre de 2020 tal y como lo venía haciendo en los trimestres anteriores. Y paralizaron la firma de créditos para financiar sus compras al descender el valor de sus préstamos, sobre todo los de consumo.

Así lo revelan las estadísticas publicadas por el Banco de España sobre la riqueza financiera de los hogares y empresas referidos al periodo que transcurre desde julio hasta septiembre del año pasado.

Los préstamos en vigor en el verano tenían un valor de 701.228 millones de euros, lo que supone un 1,5% menos que en el segundo trimestre, el del confinamiento. Entre abril y junio, muchas familias habían acudido a la financiación para hacer frente a sus gastos, lo que provocó un repunte en los créditos hasta superar los 708.000 millones de euros.

Mientras que la deuda de las hipotecas sigue reduciéndose mes tras mes, la de los créditos al consumo también ha conseguido reducirse en el tercer trimestre tras un segundo trimestre en el que aumentó hasta los 38.000 millones de euros. En verano, esa cifra ya se redujo en 8.000 millones.

Un camino contrario recorre el dinero de los ciudadanos que siguen ahorrando a través de los depósitos bancarios. Antes de la crisis del coronavirus, los españoles ya venían ahorrando en depósitos como única alternativa para afrontar el futuro ante la volatilidad de las Bolsas. Con la covid-19, esta situación ha ido aumentando por el temor para afrontar los problemas futuros de muchos ciudadanos. De hecho, el dinero de las familias en depósitos se situó en el tercer trimestre del año pasado en los 775.231 millones de euros, lo que supone un aumento del 13% con respecto al mismo periodo del año anterior; y un incremento del 1,1% con respecto al segundo trimestre.

Con estos datos, la riqueza neta de los hogares españoles e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares se situó en el tercer trimestre del año en 1,55 billones de euros, lo que supone una caída del 2% respecto al mismo periodo del año anterior.

En relación con el PIB, los activos financieros netos de las familias españolas representaron el 135,9%, ratio que, en este caso, es 7,1 puntos porcentuales superior a la de un año antes, sobre todo debido a que el PIB retrocedió con más intensidad que el valor de estos activos.

Mientras que la deuda de los hogares sigue disminuyendo, no ocurre así con la de las empresas. El incremento de la deuda total es fruto de un comportamiento dispar de estos dos sectores, ya que los compromisos financieros de las empresas con las entidades ha pasado de los 913.000 millones del tercer trimestre de 2019 a los 941.000 millones de euros del mismo periodo de 2020, alcanzando un 82,1% del PIB. Mientras, el endeudamiento de las familias se encuentra en el 61% del PIB. El incremento en el caso de los negocios se explica básicamente por los créditos avalados por el ICO que las entidades concedieron en el segundo trimestre del año pasado para paliar los efectos de la pandemia.

Por su parte, la riqueza total de los hogares, antes de descontar su deuda, alcanzó entre julio y septiembre del año pasado los 2,31 billones de euros, un 1,8% inferior a la de un año antes.

El Banco de España explica que esta disminución se debe a revalorizaciones netas negativas, de 118.400 millones de euros, que se concentraron principalmente en el primer trimestre de 2020 debido a la caída del precio de los activos en los mercados financieros,mientras que las transacciones fueron positivas, con una adquisición neta de activos financieros de 75.900 millones de euros en el último año.

Los hogares ahorraron más y se endeudaron menos por el virus
Comentarios