domingo. 05.02.2023

Hungría veta la ayuda a Ucrania ante la amenaza de bloqueo de fondos europeos

La Unión Europea tratará de buscar una solución «alternativa» para enviar 18.000 millones de euros que son vitales para Kiev
                      La ministra de Economía y vicepresidenta primera, Nadia Calviño. OLIVER HOSLET
La ministra de Economía y vicepresidenta primera, Nadia Calviño. OLIVER HOSLET

El pulso entre Bruselas y Budapest sigue marcando la agenda política europea. Hungría este martes a ayuda macrofinanciera a Ucrania por valor de 18.000 millones de euros en la reunión de ministros de Finanzas (Ecofin) que se celebró ayer en Bruselas. El Gobierno de Viktor Orbán busca presionar a los Veintisiete para desbloquear 7.500 millones de fondos regionales y los 5.800 millones del plan de recuperación húngaro que la UE mantiene congeladas por sus vulneraciones del Estado de Derecho.

Pero la Unión Europea (UE) no piensa ceder al chantaje. De hecho, los Veintisiete aseguraron este martes que tratarán de encontrar una solución con el resto de Estados miembros para aprobar las ayudas a Kiev, que necesita de este desembolso para hacer frente a sus necesidades más urgentes. Aunque sin Hungría el paquete no podrá ser adoptado en su totalidad, los países europeos confían en lograr «una alternativa» que no requiera un cambio de la regulación financiera europea y, por tanto, pueda ser aprobada sin unanimidad dentro del Consejo Europeo. «Por desgracia, no podemos adoptar el paquete en su totalidad, pero no nos desanimamos y nuestra ambición sigue siendo comenzar el desembolso de nuestra ayuda a Ucrania a principios de enero de 2023», aseguro el ministro de Finanzas checo, Zbynek Stanjura. Informe negativo de Bruselas

En la próxima reunión ministerial se espera que los Veintisiete decidan sobre la congelación de fondos a Hungría.

Desembolso de 7.500 millones

La Comisión Europea emitió la semana pasada un informe en ese sentido en el que aconsejaba bloquear el desembolso de 7.500 millones, ya que el país «no ha cumplido» con las 17 medidas correctivas que exigía Bruselas, según señaló el comisario de Presupuestos, Johannes Hahn. En esa misma comparecencia, el Ejecutivo comunitario dio luz verde al plan de recuperación húngaro, un paso que animaba al optimismo en torno a una posible mejora de relaciones con Budapest. Eso sí, la Comisión Europea condicionó los fondos Next Generation al cumplimiento de 27 hitos. Se trata, en su mayoría, de medidas para garantizar la independencia judicial en el país. «Si no se cumplen estos objetivos, no habrá pagos», resumió el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis. Mientras, Hungría mantiene paralizadas numerosas decisiones europeas cruciales —que requieren de unanimidad—, como la ayuda económica a Ucrania y la tasa mínima del 15% a las multinacionales. Pero esta situación no podrá alargarse mucho más, ya que el Consejo Europeo debe tomar una decisión sobre los fondos húngaros antes del 19 de diciembre. A su entrada a la reunión de ministros, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, indicó que espera una decisión al respecto «en los próximos días». Mientras, Alemania, Francia e Italia pidieron una revisión del informe de la Comisión Europea. En ese mismo sentido se expresó el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, quien deslizó que se podría convocar una reunión ministerial la semana que viene.

Hungría veta la ayuda a Ucrania ante la amenaza de bloqueo de fondos europeos
Comentarios