domingo. 25.09.2022

La imputación del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el caso Villarejo vino acompañada de unas declaraciones en las que se quejaba del «daño reputacional» que le estaban generando las filtraciones sobre este asunto. En concreto, afirmó, «llevamos tres años enterándonos de las noticias por los medios de comunicación». Una campaña de desprestigio, a su juicio, que ha sido planificada para debilitar a la dirección de la multinacional eléctrica.

Una semana después del auto que le cita como investigado en el juzgado de la Audiencia Nacional, Iberdrola ha puesto nombre al presunto autor intectual de este plan contra la compañía, en general, y contra Sánchez Galán en particular. La eléctrica ha presentado una demandado contra la constructora ACS en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid por competencia desleal. El motivo que alude es la puesta en marcha de actos de denigración en relación a una filtración relativa al ‘caso Villarejo’, que los servicios jurídicos de la energética consideran «malintencionada».

Iberdrola solicita que la compañía presidida por Florentino Pérez sea condenada a reconocer que filtró a ‘El Confidencial’ en febrero, a dos días de la presentación de resultados, que emprendería acciones judiciales por un importe millonario contra Iberdrola, como persona jurídica, si era imputada en el caso Villarejo.

Iberdrola acusa de competencia desleal a ACS y presenta demanda
Comentarios