jueves. 29.09.2022

La catedral de Santiago de Compostela estrenó ayer una nueva iluminación interior, con la instalación de 700 luminarias, que mejora en un 61 % la eficiencia energética respecto a la anterior y evita la emisión a la atmósfera de 6,7 toneladas de CO2 al año.

Así se ha puesto de manifiesto durante el acto para estrenar esta iluminación, que cuenta con una potencia total de 15,8 kilovatios, desarrollada por la energética Iberdrola y que coincide con la celebración del doble año jacobeo 2021-2022 con una «intensidad renovada» desde su «epicentro más emblemático», según aseguró el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

A la inauguración acudió también el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio Barrio, y el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo.

Galán destacó que la iluminación de la catedral es el resultado de «fundir arte y cultura con innovación», con elementos singulares como las 36 nuevas lámparas, inspiradas en las antiguas lámparas votivas de la catedral y diseñadas en exclusiva para este proyecto.

Estas lámparas suspendidas en la nave central y los transeptos, recuperan la iluminación de siglos en que el templo se iluminaba con velas y están dotadas con la última tecnología en iluminación, ya que disponen de 12 emisores led cada una y se alimentan directamente desde los propios cables que las anclan al techo y las mantienen suspendidas.

Por eso, el presidente Alberto Núñez Feijóo señaló que este proyecto se basa en tres preceptos clave como son el «compromiso por la sostenibilidad, respeto por la religiosidad y desarrollo cultural», con un sistema que desarrolla todo el potencial estético del templo «sin sustituir la luz natural».

Iberdrola coloca en la catedral de Santiago una iluminación un 61% más eficiente
Comentarios