miércoles 21/10/20

Iberdrola defiende que sin producción solar el recibo de la luz bajaría un 10%

El príncipe inaugura la ampliación de la mayor central de bombeo de toda Europa.
Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, el príncipe Felipe, y el presidente valenciano Alberto Fabra.

«Si se suspendiera la producción de energía solar y fotovoltaica, el recibo de la luz bajaría un 10%». Así de rotundo se ha mostrado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, a la hora de cargar contra las energías renovables que considera «inmaduras». Sánchez-Galán, que ha asistido a la inauguración de la ampliación del complejo hidroeléctrico de Cortes-La Muela (Valencia), ha afirmado que el Gobierno aún tiene la oportunidad, durante la tramitación parlamentaria de la reforma eléctrica, «de arreglar lo que se hizo mal en el pasado». El directivo aludía al fomento, por parte del anterior Ejecutivo, de las energías solar fotovoltaica y termoeléctrica, que en la actualidad «suponen un 5% de la producción pero que representan el 20% de los costes» y reciben cada año «5.000 millones de euros en primas». Sánchez-Galán calcula que, si se eliminaran esas subvenciones, el recibo de la luz se abarataría en aproximadamente un 10%, amén de que el sistema eléctrico «podría funcionar perfectamente sin ese tipo de energías». El máximo dirigente de Iberdrola ha criticado el hecho de que «por querer mantener centrales ineficientes económicamente, y a veces también desde el punto de vista medioambiental (en alusión a la solar termoeléctrica) no se deja espacio en el mercado para otras más eficientes». Se refería así a las centrales de ciclo combinado, que ven amenazada su rentabilidad por la baja tasa de utilización (inferior en términos globales al 20% de su capacidad). De hecho, Iberdrola ha solicitado al ministerio de Industria el cierre del grupo 3 (800 megavatios) de su ciclo combinado de Arcos (Cádiz). Acto seguido, recordó que España y Europa se enfrentan a un «grave riesgo de suministro» por el cierre masivo de centrales térmicas, «que no puede en ningún caso absorbido por esas tecnologías subvencionadas, que producen (energía) de una manera intermitente»

Galán hizo estas declaraciones tras la apertura del complejo Cortes-La Muela, que ha contado con la presencia del Príncipe Felipe, y que supone el mayor enclave de bombeo de Europa. Se inaugura tras siete años de obras y una inversión de unos 350 millones de euros. El complejo posee ahora una potencia instalada de 2.000 megavatios (Mw) y será capaz de generar unos 5.000 gigavatios/hora (GWh) al año, «más que 40 centrales térmicas solares juntas».

Iberdrola defiende que sin producción solar el recibo de la luz bajaría un 10%
Comentarios