sábado 23/1/21

El Ibex-35 afronta diciembre con incertidumbres a pesar de la subida

Los expertos no descartan un recorte que dé opción de entrar a precios más baratos
Imagen del parquet madrileño. VEGA ALONSO
Imagen del parquet madrileño. VEGA ALONSO

El Ibex-35 ha volado en los últimos días. El selectivo ha pasado de caer hasta los 6.400 puntos a fines de octubre y coquetear con los mínimos de marzo -el peor momento de la crisis- a rozar los 7.800 días después. Esto supone una rentabilidad de más del 20% en once sesiones. Sólo en la última semana, la mejor desde 1998, el índice ha ganado un 13,3%, aupado por el resultado de las elecciones estadounidenses y, sobre todo, por el anuncio de la vacuna de Pfizer, lo que llevó a que los inversores pasaran a un segundo plano sus miedos a la segunda ola de covid-19 y a las nuevas medidas para contener los contagios, pese a que pueden dañar la recuperación económica.

Esta remontada del índice hace pensar que puede haber vivido con semanas de adelanto el tradicional ‘rally’ de final de año. Así opina Joaquín Robles, analista de XTB: «El rally de Navidad ya lo hemos visto». Mientras que Ignacio Cantos, de Atl Capital, señala que en gran medida ha podido agotar el potencial de que disponía hasta final del ejercicio. En todo caso, Roberto Moro, de Apta Negocios, señala que si volvemos a ver nuevas subidas, éstas no se producirán con tanta verticalidad. Los analistas no preveían que el Ibex-35 pudiera irse ni por debajo de los 6.000 puntos ni por encima de los 8.000 este año.

Inflexión a corto plazo

A juicio de Robles, la vacuna es un punto de inflexión de medio plazo, no de corto: en las próximas semanas o incluso meses las Bolsas tendrán que cotizar los daños económicos de las nuevas medidas de restricción contra el virus. Las adoptadas en Estados Unidos esta misma semana llevaron a que los índices de renta variable se replegaran ligeramente el jueves. Por ello Robles no descarta que pueda haber a corto plazo una corrección bursátil, una recogida de beneficios (aunque sin que el Ibex-35 regrese a mínimos, quedando soportado en los 7.000 o 7.200 enteros), que favorezca que en los últimos días del año haya un nuevo tirón alcista si, por ejemplo, se vuelven a tener novedades favorables de la vacuna, como el inicio de su distribución.

Pero las mismas noticias alrededor de la vacuna pueden introducir incertidumbre y volatilidad en los mercados. Para Sara Herrando, de Norbolsa, aunque su anuncio ha acercado la posibilidad del final de la pandemia, hay que contar con que aún hay muchas dudas sobre su durabilidad, la inmunidad que aporta o si es útil para diferentes cepas del virus -la de la gripe, por ejemplo, hay que ponérsela todos los años-. Miguel Puertas, de Portocolom AV, considera que dadas las limitaciones productivas de la vacuna, así como su complicada logística, la reacción del mercado ha podido ser «un tanto excesiva» y avanza que los altibajos pueden volver si las dificultades retrasan la vacunación de la población. Adam Vettese, de eToro, añade que pese a las innovadoras noticias del ensayo de Pfizer, aún no se ha aprobado y su distribución está plagada de problemas.

El anuncio de la vacuna abre un horizonte, pero no implica una recuperación de la vida normal de manera inmediata. Para eso falta. También para la normalización de la actividad económica. Ése puede ser un freno para las Bolsas. Pero éstas siempre suben antes de que se materialicen las buenas noticias.

El Ibex-35 afronta diciembre con incertidumbres a pesar de la subida
Comentarios