martes 29/9/20

Iglesias: «La nacionalización de la planta es perfectamente posible»

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha lamentado la decisión de Nissan de clausurar su fábrica en Barcelona y ha propuesto la creación de un grupo de trabajo para estudiar «escenarios alternativos» que garanticen la continuidad de la actividad industrial. El departamento que dirige Reyes Maroto considera que la viabilidad de la planta de Barcelona «es posible», tal y como recoge el plan que presentó el ministerio hace unos meses.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, había indicado esta misma semana que el Gobierno trabajaba junto con la dirección de la compañía en un plan de inversiones para garantizar el futuro: «Creemos que definitivamente podemos dar una tranquilidad a los trabajadores», indicaba antes de conocer la decisión final de la corporación. De hecho, el Ejecutivo había recordado que el coste de cerrar la fábrica podría superar los 1.000 millones de euros, mientras que la adjudicación de un modelo eléctrico requeriría ‘solo’ 300 millones.

En este contexto volvieron a surgir voces a favor de la nacionalización industrial. El vicepresidente del Ejecutivo, Pablo Iglesias, avisó este jueves de que esas intervenciones económicas, por ejemplo en Nissan, «son perfectamente posibles en la Constitución» mientras que el diputado de ERC, Gabriel Rufián, comparó esta situación con el rescate público que se hizo a parte de la banca.

Iglesias: «La nacionalización de la planta es perfectamente posible»