jueves. 30.06.2022

El camino europeo del impuesto mínimo del 15 % para multinacionales se ha topado este viernes con un nuevo obstáculo, con el veto de Hungría, asumiendo así un papel que hasta ahora representaba Polonia y que impide sacar adelante a nivel europeo este proyecto acordado en la OCDE. La UE ha necesitado varios meses de negociaciones para que Varsovia levantara el rechazo a la iniciativa, pero cuando eso ha sucedido, Budapest ha dado otro golpe sobre la mesa que paraliza el acuerdo y deja al club pendiente de nuevo de los movimientos de Viktor Orbán. El proyecto establece un tipo mínimo efectivo del 15% en sociedades sobre todas aquellas compañías con ingresos superiores a 750 millones de euros.

El impuesto para multinacionales se topa con Hungría