jueves 29/7/21

Johnson sube por el Brexit seis puntos el impuesto de sociedades

El presupuesto británico prolonga el gasto de la pandemia y señala el horizonte de corrección
Boris Johnson ayer, en la Cámara de los Comunes durante su comparecencia. JESSICA TAYLOR

El Gobierno británico estima en unos 470.000 millones de euros el impacto de la pandemia en las cuentas del Estado. La respuesta «a la mayor y más duradera sacudida que ha sufrido el país», según su ministro de Hacienda, Rishi Sunak, incluye una prolongación mayor que la esperada del endeudamiento en en 2021-22 y el aumento de impuestos para iniciar el largo camino hacia la reducción del déficit.

Sunak había adelantado que no seguirá estrictamente las recomendaciones de sostener la recuperación mediante el gasto público y el aplazamiento de medidas de corrección fiscal por la Organización para ella Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE) o el Fondo Monetario Internacional. Quiere iniciar el camino hacia un mayor equilibrio, reconociendo que el pago de la deuda, 97% de la renta nacional, ocupará a sucesivos gobiernos británicos durante décadas.

La medida más llamativa de su presupuesto es el aumento del impuesto sobre el beneficio de las sociedades en 2023, del 19% actual a un 25%. Se aplicará a empresas cuyos beneficios excedan 290.000 euros. Constituye un cambio de dirección en la era conservadora que comenzó en 2010 y una señal clara de que Reino Unido no centra en la competencia fiscal su plan para atraer inversiones tras el Brexit.

Los conservadores liderados por Boris Johnson ganaron las elecciones de 2019 prometiendo que no aumentarían el impuesto de la renta, las contribuciones a la Seguridad Social o el IVA. Ese compromiso reducía el margen de maniobra de Sunak, que ha encontrado el subterfugio de congelar hasta 2026 los umbrales para las diferentes tasas del impuesto a las rentas individuales.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, que fiscaliza las cuentas de la economía y del Gobierno, había subestimado los ingresos en las arcas del Gobierno este año en unos 40.000 millones. Pronostica un crecimiento del 4%, del 7.3% en 2022 y del 1.7% y 1.6% en los siguientes ejercicios. El desempleo llegará a un máximo del 6.5%. La economía alcanzará el nivel de 2019 en la mitad de 2022.

Reavivar el norte Sunak responde a este cuadro general con una prolongación hasta septiembre del sistema de subvenciones a los salarios de los empleados, de la exención de tasas locales o por venta de vivienda, congelando las que afectan a las bebidas alcohólicas y combustibles, reduciendo el IVA a la hostelería o con subvenciones a empresas del sector de las artes o el entretenimiento.

Dos medidas del Gobierno británico van más allá que sostener el empleo y la demanda. Los empresarios podrán descontar de su declaración a la Hacienda el 130% de la cuantía de sus inversiones durante dos años y Sunak ha podido incluir su plan personal de crear ocho puertos francos, para animar la economía en áreas costeras deprimidas por la desindustrialización.

La oposición laborista ha criticado el presupuesto por ser insuficiente.

Johnson sube por el Brexit seis puntos el impuesto de sociedades