martes 26/10/21

Los juguetes salvarán el primer año de pandemia si no hay rebrote en Navidades

A las puertas de comenzar su campaña clave, pues en Navidad se juega el 70% de las ventas anuales, la industria juguetera parece tomar un pequeño respiro en este primer año pandémico que también a ella le ha pasado factura. De hecho, a principios de mayo, cuando el país parecía dejar atrás lo peor y pensaba ya en la desescalada, los fabricantes —la mitad de ellos seguían inactivos al terminar ese mes, lo que dejaba en riesgo hasta 25.000 empleos— calculaban que su facturación retrocedería un 29% al cierre del presente ejercicio.

Su temor se compadecía con una caída de ventas del 30% entre marzo y mayo. La entrada en la llamada «nueva normalidad» alivió algo la situación del sector, con un incremento del 3,6% en su negocio entre junio y agosto. Septiembre y octubre mantuvieron la tónica, de modo que al cierre de ese último mes el descenso acumulado en los ingresos anuales se moderaba hasta el 9%.

De no haber cambios negativos derivados de un rebrote de la covid en lo que resta de 2020, y contando con una buena campaña navideña, los expertos del sector esperan que la caída de la facturación quede en el 4%. Desde la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefi), su presidente José Antonio Pastor, la sitúa más en el 5%, aunque matiza que será respecto a un año «normalito tirando a malo».

Se refiere a 2019, que se cerraba con un descenso del 1% en la facturación nacional de la industria juguetera, que quedó en 990 millones de euros, a los que habría que añadir otros 646 millones procedentes de unas exportaciones que subieron un 11%.

La cifra de ventas en España rondó los 1.354 millones. Los artículos más vendidos fueron las muñecas y accesorios (304 millones), superando otras dos categorías preferidas por el público: juegos de mesa y puzles y figuras de acción.

Los juguetes salvarán el primer año de pandemia si no hay rebrote en Navidades