martes 22/9/20

Laboral Kutxa obtiene un beneficio de 46 millones en el primer semestre

Laboral Kutxa ha logrado cerrar el primer semestre año con un beneficio neto de 46 millones de euros en plerna pandemia del coronavirus y una «sólida» situación de partida para afrontar «el complejo escenario que se avecina», según ha informado ayer la entidad.

«Mantiene uno de los más altos niveles de solvencia en términos de Ceti, 19,69%, una sólida estructura de financiación, con unos holgados niveles de liquidez, LTD 66,48%, y una de las mejores rentabilidades del sector en términos de ROE, 6,01%, que se elevaría hasta un 7,41% sin considerar los efectos de la dotación extraordinaria por la covid-19», añade la entidad en una nota de prensa.

Laboral Kutxa ha realizado una provisión extraordinaria de 25 millones para prevenir los posibles efectos de la pandemia, «aunque la ratio de morosidad aún no presenta signos de degradación y la cartera crediticia no precisa mayores dotaciones».

En la cuenta de resultados, el margen de intereses se ha situado en 124,03 millones y mejora un 1,61% con respecto a junio de 2019 a pesar «de la adversa coyuntura de tipos, favorecido por una adecuada gestión de la liquidez y un mayor dinamismo de la inversión crediticia de empresas» en el último trimestre.

DESCENSO DE LA MOROSIDAD

La tasa de dudosidad de la cooperativa de crédito no presenta «signos de deterioro», situándose a 30 de junio en el 3,65%, ocho puntos básicos más baja que al cierre de 2019. Y el total de recursos intermediados se ha elevado hasta los 25.247 millones, con un crecimiento del 7% con respecto a diciembre de 2019 y del 10,1% en su evolución interanual.

La inversión crediticia alcanza los 14.663 millones, «lo que supone un incremento interanual del 8,2% y del 5,3% de enero a junio». Según ha destacado este miércoles la entidad, «el importante aumento del volumen de créditos se ha visto favorecido de forma muy relevante por la excelente respuesta de la entidad a la demanda de financiación del sector mercantil, que ha triplicado el volumen de nuevas formalizaciones respecto al primer semestre del ejercicio de 2019».

Las agencias de calificación Fitch y S&P han ratificado el ‘rating’ de Laboral Kutxa, «ponderando su fortaleza de capital, la calidad crediticia y su perfil de riesgo».

Laboral Kutxa obtiene un beneficio de 46 millones en el primer semestre