martes. 05.07.2022

Las autoridades libias se incautaron de más de 28.000 botellas de alcohol ilegales que se encontraban escondidas en dos contenedores importados desde España y localizados en el puerto comercial de Misrata, el más importante del país, según informó Aduanas. Tras una larga pesquisa, el departamento de lucha contra el contrabando y el tráfico de estupefacientes localizó las 3.000 cajas que habían sido declaradas por las empresas proveedoras como material de limpieza.

El organismo abrió una investigación para realizar los peritajes necesarios y llevar a cabo la destrucción de su contenido. La ley libia prohíbe el consumo y venta de bebidas alcohólicas por considerarlo contrario a la ley islámica, por lo que es habitual la fabricación clandestina de alcohol, conocido como «bokha», que provoca numerosas intoxicaciones, principalmente por el consumo de metanol. En 2013 se produjo uno de los casos más graves en el que fallecieron 87 personas y otras 1.000 resultaron intoxicadas, entre ellas se encontraban ciudadanos tunecinos, marroquíes, somalíes, sudaneses y egipcios. A finales del año pasado las autoridades requisaron 36.000 cajas de Serbia.

Libia requisa 28.000 botellas de alcohol ilegales de España