domingo. 29.01.2023

Mario Draghi no permitirá la deflación en la Eurozona

El presidente del BCE reiteró su disposición . a mantener los bajos tipos de interés.

El Banco Central Europeo cuenta con una larga fase de débiles subidas de precios, que podría extenderse incluso dos años, debido a la aun no superada crisis de los países del sur de la zona del euro. «Afrontamos una larga fase de baja inflación», señaló el presidente del BCE, el italiano Mario Draghi, aunque esta se verá sucedida «por un movimiento al alza, aunque gradual, de los precios» hasta repuntar y a cerca del 2% ideal.

Draghi anunció ayer que, de ser necesario, utilizará todos los instrumentos a su alcance para evitar que esa tendencia se agrave. Tras la primera reunión del año del directorio del banco emisor de la Unión Europea, su presidente subrayó que «tenemos el mandato para asegurar la estabilidad de los precios, en ambas direcciones».

Draghi hizo referencia así al temor en el mundo financiero a una posible deflación, una caída de los precios generalizada debido a un bajón del consumo. Esos temores se han visto alimentados por el hecho de que la inflación en la zona del euro durante el pasado mes de diciembre fue de tan solo un 0,8%, tras un 0,9% en noviembre. Una cifra muy por debajo de las cotas que marca el propio BCE, para el que solo puede hablarse de estabilidad de los precios cuando la inflación es ligeramente inferior al 2%.

Es por ello que Draghi anunció que el Banco Central Europeo está decidido a hacer uso de medidas excepcionales si la tasa de inflación continúa cayendo. «Estamos dispuestos a contemplar el uso de todos los instrumentos permitidos y a disposición», comentó el jefe del BCE, quien, sin embargo, no especificó que tipo de medidas podría adoptar. En círculos financieros de Fráncfort se habla de gravar los depósitos que los institutos financieros europeos aparcan en el BCE para forzarles a poner ese dinero en circulación e incentivar la economía.

Reequilibrio

Sin embargo, el jefe del BCE considera que no existe un peligro real de que los precios entren en negativo, aunque reconoció que «vemos tasas de inflación negativas en uno o dos países», aunque por la necesidad de reequilibrio de sus economías ante la pérdida de competitividad. «No vemos deflación en la zona del euro, pero si existe una inflación baja durante un periodo prolongado de tiempo hay que estar alerta con los riesgos», dijo Draghi para explicar la decisión de tomar medidas excepcionales si la situación lo demanda.

Draghi reiteró además su promesa de mantener los tipos de interés bajos durante un largo periodo y no descartó reducirlos aun mas.

El pasado noviembre, el Banco Central Europeo situó el tipo de interés para sus préstamos a la banca en un 0,25%, el mas bajo de su historia. Durante la reunión en su central de Fráncfort, el directorio del BCE decidió también mantener inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante una jornada, en el 0,75% y no cambiar la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en un 0%

Mario Draghi no permitirá la deflación en la Eurozona
Comentarios