sábado. 04.02.2023

Medio millón de hogares se han pasado a la tarifa regulada de gas para bajar el recibo

El trasvase de clientes comenzó en octubre, cuando el Gobierno limitó el alza de la TUR

La amenaza de la subida del precio del gas natural ha tensionado tanto los presupuestos familiares que casi medio millón de hogares han cambiado ya su tarifa a la modalidad regulada (la denominada TUR) en apenas tres meses, los que transcurren desde octubre hasta diciembre del año pasado. El trasvase de clientes fue masivo desde principios de octubre y no ha parado con el paso de las semanas. De hecho, a día de hoy, aún son miles las peticiones que siguen a la espera de una resolución por parte de las compañías energéticas, según fuentes del sector. El cambio surgió después de que el Gobierno decidiese limitar el incremento de la tarifa del gas natural en el caso de la TUR, el contrato sobre el que el Ejecutivo tiene posibilidad de actuación. De hecho, ese tope supuso un límite del 5% mensual en la subida de precio. Aunque con el inicio del año se ha incrementado un 8,6%. En comparación con cualquiera de las otras tarifas libres que existían en el mercado, la TUR siempre salía mucho más asequible y compensaba contratarla en la mayoría de los casos.

De ahí la avalancha de peticiones que recibieron las energéticas desde principios de octubre. En el último trimestre del año se han pasado a la TUR unos 442.000 clientes, según los datos recabados de las tres grandes firmas comercializadoras de la modalidad regulad. En el caso de Naturgy, la compañía con mayor cuota de mercado en gas, cerró 2022 con alrededor de 1,3 millones de clientes en el mercado regulado. En concreto, gestionó a lo largo del año pasado 230.000 altas, de las que 190.000 se concentraron solo en el segundo semestre.

Cuellos de botella

Esta cifra supera al conjunto de altas registradas en los ejercicios de 2019, 2020 y 2021. Por su parte, Iberdrola casi ha triplicado su cartera de clientes del mercado regulado del gas al pasar de 111.000 clientes a finales de septiembre a los 300.000 actuales. En el caso de Endesa, desde finales del verano y hasta noviembre, el aumento de clientes en la TUR fue de 63.000, con lo que ha alcanzado la cota de los 300.000 contratos. A pesar de estos miles de cambios, los consumidores encontraron numerosas trabas a la hora de realizar este proceso. De ahí que la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) abriera en octubre un expediente informativo en torno a las dificultades y los retrasos que estaban encontrando los consumidores para cambiar sus contratos de gas a la tarifa regulada.

Sin embargo, fuentes del sector energético han insistido estos meses en que los cuellos de botella que se han ido generando provocarán que se tardaría «prácticamente un año en cambiar a todos los clientes al mercado regulado! al ritmo actual de peticiones y de recursos puestos encima de la mesa por las empresas. Incluso multiplicando esa capacidad de atención por cien veces, insisten en que no darían abasto.

Medio millón de hogares se han pasado a la tarifa regulada de gas para bajar el recibo
Comentarios