miércoles 25/5/22

El número de cajeros desplegados por todo el país también ha ‘adelgazado’: de superar las 60.000 unidades a contar actualmente con cerca de 47.600, un 21 % por debajo de la cifra que se registraba antes de la crisis inmobiliaria.

En esta misma línea, las operaciones de retirada de efectivo han bajado un 35 % durante este período, hasta moverse en torno a los 652,8 millones de movimientos anuales de este tipo.

El dato está directamente relacionado con el crecimiento vertiginoso de las operaciones con tarjeta, que se han triplicado desde 2008, hasta sumar 6.100 millones de compras; las estadísticas revelan que fue precisamente el último ejercicio cuando se registró un repunte más pronunciado, ya que a la reactivación del consumo post-covid se sumó haber adquirido el hábito durante la pandemia.

En cuanto a las cantidades, los españoles sacaron 111.000 millones de euros en efectivo durante el último año (muy cerca de los 114.000 millones de 2007), mientras que el gasto con tarjeta más que se duplicó hasta sobrepasar los 195.000 millones.

En un país con 47 millones de habitantes, el número de tarjetas (de crédito y de débito) ascendió en 2021 a 88 millones, un 17 % más que en 2007.

Menos cajeros, más tarjetas