domingo. 14.08.2022

Desde diciembre de 2021 hasta mediados del pasado mes de junio, el mercado de valores estadounidense registró caídas próximas al 20%. Un retroceso motivado por las tensiones inflacionistas y el temor a una recesión global del que podemos extraer varias conclusiones, según señalan desde Morningstar.

En primer lugar, estos expertos recuerdan que, de vez en cuando, las Bolsas atraviesan largos y profundos periodos de caídas. Igualmente, apuntan que, después de un ciclo bajista, es difícil predecir cuánto tardarán las cotizaciones en recuperarse. Eso sí, subrayan que la renta variable ha sido siempre muy generosa con los inversores, ofreciendo unas atractivas rentabilidades a largo plazo.

Por ello, aconsejan evitar las ventas de pánico y afirman que la mejor forma de afrontar los mercados bajistas es tener una cartera diversificada, ajustada al horizonte temporal y riesgo tolerado.

«Los mercados bajistas se superan»