jueves 22/10/20

Mínimo histórico: sólo tres de cada diez españoles trabajaron

Apenas 13,9 millones de personas tuvieron trabajo de forma efectiva, 3,4 millones estaba en erte

El coronavirus está provocando estragos en el mercado laboral español. Uno de los resultados más relevante que pueden extraerse de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2020 es que nunca antes había habido tan poca gente trabajando en España como ahora, según un estudio publicado ayer de las agencias de empleo temporal.

Así, entre abril y junio apenas 13,9 millones de ocupados trabajaron de manera efectiva, lo que representa el 29,6% de la población. O dicho de otra manera, apenas tres de cada diez españoles trabajaron, lo que implica a su vez que el 70,4% restante depende directa e indirectamente de las rentas generadas por ese 30%. Hasta ahora el mínimo se había registrado en el tercer trimestre de 2013, en el peor momento de la crisis económica anterior, cuando sólo trabajaron de manera efectiva un 31,4% de españoles.

Esta situación viene explicada por tres elementos fundamentales: el incremento de los ocupados ausentes de su puesto de trabajo habitual, de los inactivos y de los desempleados. Los ocupados ausentes de su puesto de trabajo, y que por tanto no han trabajado en la semana de referencia, alcanzaron los 4,7 millones, lo que supone tres veces más que en 2019. Aquí se sitúan los 3,4 millones de afectados por un erte, un colectivo nunca había rebasado las 60.000 personas.

El número de ocupados ausentes de su puesto de trabajo habitual por una incapacidad temporal (enfermedad) ha crecido un 53% en el último año, situándose en máximos históricos, con cerca de 800.000 personas en esta situación, debido a las bajas por Covid. Por el contrario, el número de ocupados que no acudieron a trabajar por estar de vacaciones se contrajo un 45%, situándose por su parte en mínimos históricos.

LOS INACTIVOS, TAMBIÉN EN MÁXIMOS

Otro de los colectivos de trabajadores que ha aumentado a lo largo de este segundo trimestre es el de los inactivos. Actualmente hay en España 17,6 millones de personas en edad de trabajar que no están ocupadas ni buscan activamente un empleo, otro mínimo histórico. Esto está propiciado por aquellas personas que no han podido buscar empleo de manera activa debido al confinamiento y a la actual crisis, lo que se traduce en un aumento del desempleo menor al esperable.

Por un lado, se encuentran las personas que no han trabajado nunca (4,3 millones) y, por otro, los inactivos que han trabajado en algún momento del año, que son los que más han crecido a causa de la pandemia. En concreto, este colectivo se ha incrementado un 11,5% respecto a 2019, llegando a la cifra récord de 10,8 millones de personas.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, considera que la caída de la ocupación no se ha traducido en un aumento similar del desempleo por las «pocas expectativas laborales de los desempleados, que han pasado a clasificarse como inactivos a causa de la imposibilidad de buscar trabajo de manera efectiva». No obstante, precisa que la publicación de los registros laborales de julio deja «buenas sensaciones», aunque «la recuperación a niveles previos a la pandemia aún está lejos».

Mínimo histórico: sólo tres de cada diez españoles trabajaron
Comentarios