martes 27/10/20

Moral Santín deja atrás el peor capítulo de su biografía política

José Antonio Moral Santín. DL

José Antonio Moral Santín es uno de los 34 absueltos en la sentencia de Bankia. A este profesor universitario nacido en León en 1949 pero con fuertes vínculos con el Bierzo, en concreto con Villafranca del Bierzo, su puesto en Caja Madrid, primero, y más tarde en Bankia le ha salido muy caro, aunque haya podido respirar algo tranquilo después de este último fallo. Hace dos años ingresó en la cárcel para cumplir los cuatro a los que fue condenado por apropiarse indebidamente de 456.522 euros de la entidad de la que fue vicepresidente durante lustros. El famoso caso de las tarjetas ‘black’.

Moral Santín llegó a los despachos del poder madrileño desde su posición de político de izquierdas, primero en la clandestinidad y más tarde en el núcleo duro de Izquierda Unida en la capital. Licenciado en Ciencias Políticas y Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Ciencias Políticas y Económicas, su currículum en Caja Madrid le presentaba como catedrático de Economía Aplicada en la UCM. Aquellos años le dieron hasta para hacerse un imponente chalé en el valle del Burbia, cerca de Villafranca, hoy convertido en imagen para curiosos y periodistas, cada vez menos.

En noviembre de 2019, Moral Santín recibió la primera noticia positiva: salió de prisión tras cumplir poco más de un año de los cuatro a los que fue condenado como «cooperador» de un delito de apropiación indebida.

En este último juicio, según el fallo al que ha tenido acceso este periódico, diversas acusaciones pedían para el expolítico berciano varios años de cárcel por delitos como falseamiento contable o societarios de falsedad documental.

Moral Santín deja atrás el peor capítulo de su biografía política
Comentarios