domingo. 27.11.2022

Las peticiones para aplazar los pagos de los créditos al consumo siguen aumentando mes tras mes a pesar de que el peor momento de la crisis fue antes del verano, en pleno confinamiento. Las solicitudes de moratorias realizadas por los ciudadanos que tienen este tipo de préstamos activados se han incrementado en 25.000 caso en el mes de octubre con respecto a septiembre hasta superar los 446.000 expedientes.

De todas esas instancias, los bancos han aprobado 396.772 solicitudes (frente a las 374.000 del mes anterior), lo que equivale a 2.900 millones de euros suspendidos a la hora de abonarlos por parte de los titulares de esos créditos, que mantienen serias dificultades para afrontar esos compromisos financieros con sus entidades.

El incremento de este tipo de moratorias de préstamos habitualmente de baja cuantía (son los que se utilizan para afrontar los pagos del día a día, de electrodomésticos o de otros bienes similares) vuelve a mostrar las estrecheces por las que atraviesan precisamente las familias más vulnerables en esta crisis económica. Son las que, además de disponer de menos rentas, más uso hacen de este tipo de créditos, que en ocasiones disparan sus intereses.

Las moratorias de créditos al consumo, al alza tras siete meses de crisis
Comentarios