martes 29/9/20

Naturgy apuesta por la ley climática como motor de empleo e inversión

Reynés asume que se ha visto obligado a «reaccionar» al desembarco de otras compañías
Francisco Reynés, presidente de Naturgy. CHEMA MOYA
Francisco Reynés, presidente de Naturgy. CHEMA MOYA

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, considera que la puesta en marcha de la Ley de Cambio Climático «puede ser un motor» que «seguro» va a crear «empleo e inversión» cuando el texto supere el trámite parlamentario. El alto ejecutivo ha afirmado, tras la celebración de la junta de accionistas de la compañía, que este proyecto de ley define «un marco estable con el que poder tomar decisiones con visibilidad a largo plazo».

Aunque no ha querido valorar políticamente los términos del proyecto, que salió del Consejo de Ministros hace una semana, Reynés sí ha indicado que «ese liderazgo es una buena cosa». El presidente de Naturgy ha apuntado que «lo más relevante» del texto «es que nos va a proporcionar la posibilidad de participar de forma activa, invirtiendo, porque solo así se puede generar riqueza y empleo».

Durante la celebración de la junta, Francisco Reynés ha explicado que a pesar de la situación económica provocada por el coronavirus, la compañía «invierte con rentabilidad, tiene liquidez y tiene proyecto industrial». En cualquier caso, la empresa va a modificar su actual plan estratégico, aunque por ahora su presidente no ha dado pistas sobre el camino que recorrerá ante la «incertidumbre» que existe no solo en España sino en otros muchos países en los que opera. En cualquier caso, ha anticipado que «no se va a tocar la política de dividendos, que es lo más importante».

Reynés no ha descartado adentrarse en alguna compra durante los próximos meses, aunque primando siempre el valor de la operación al tamaño de la misma.

«Surgirán oportunidades», ha afirmado, para explicar que la compañía «tiene capacidad financiera para participar de ellas»participaremos de ellas.

Araíz de los últimos movimientos en el sector, el presidente de la compañía ha decidido remodelar la organización. Con la entrada de la petrolera Total en el mercado español, tras adquirir el negocio de clientes de EDP (1,2 millones de hogares y hasta 2,5 millones de contratos), Naturgy se ha visto obligada a «reaccionar», ha indicado Reynés en una conferencia virtual con los medios de comunicación. Este movimiento, que se une a los de Repsol o Cepsa de meses anterior, les obligará a «hacer labores de comercializacion de forma moderna».

«Tenemos que incorporar alguna idea fresca que, con las que ya están flotando en la cabea de nuestros empleados, pueda aglutinar una cierta disrupción en la comercialización», ha indicado Reynés.

La última estadística de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) revelaba que Naturgy contaba con 2,1 millones de puntos de suministro en el mercado liberalizado hasta el segundo trimestre de 2019, un 11,7% del total, frente a 13,5% que tenía tres años antes.

Para ello, Reynés ha anunciado una remodelación del organigrama del grupo con la creación de las unidades de negocio de Gestión de la Energía y Redes; Renovables, Innovación y Nuevos Negocios, y Comercialización Minorista, para las que la compañía ha ‘fichado’ como nuevos directivos a Pedro Larrea, Jorge Barredo y Carlos Vecino, con el objetivo de «acelerar la transformación» del grupo para adaptarse al nuevo escenario planteado por la crisis del coronavirus.

Naturgy apuesta por la ley climática como motor de empleo e inversión