lunes. 15.08.2022

Los comerciantes no prevén ni «grandes descuentos» ni un «incremento significativo» de ventas en estas rebajas de verano que arrancaron de forma oficial este 1 de julio y que están marcadas por una inflación disparada, según advirtió este viernes la Confederación Española de Comercio (CEC). Este IPC que ha escalado en junio por encima de los dos dígitos por primera vez en los últimos 37 años ya se ha trasladado «inevitablemente» al precio final de los productos, así como a los «altísimos sobrecostes» a los que están haciendo frente en los últimos meses las pymes y autónomos del sector, que están ya viendo «reducidos unos márgenes ya de por sí reducidos», según destacó la patronal de los comerciantes.

Capacidad de las familias

La CEC hizo hincapié también en que este complejo escenario inflacionista está «afectando de manera importante» a la capacidad de compra de las familias y, por tanto, al consumo, lo que lógicamente lastrará las ventas y por ello no augura una buena campaña de rebajas. De igual manera influirá para que no se produzca un fuerte aumento de ventas el hecho de que los establecimientos dedicados al equipamiento personal (textil, calzado, complementos.) —que tradicionalmente hacen un mayor aprovechamiento de estas campañas— cuentan con menos stock al que dar salida con precios agresivos al haber registrado una mejora de sus ventas en los últimos meses.

Muchas firmas comerciales dieron ya el pistoletazo de salida a esta campaña hace más de una semana, pese a que el comienzo oficial es el 1 de julio, lo que ha provocado que muchos pequeños y medianos comercios se han visto arrastrados a adelantarlas también para intentar competir y no perder las ventas de los primeros días», explicaron desde la confederación.

Ni grandes descuentos ni ventas en unas rebajas marcadas por los precios
Comentarios