martes 31.03.2020

El nuevo Pacto de Toledo acuerda trabajar sobre las recomendaciones casi cerradas de 2019

Justo cuando se cumple un año de su disolución, el Pacto de Toledo inició ayer la legislatura con muchas caras nuevas y la intención común de llegar a un acuerdo «cuanto antes». Comienzan ya a trabajar «sin prisa pero sin pausa», según precisó la nueva presidenta, la exministra de Trabajo socialista Magdalena Valerio, quien descartó fijar un calendario de fechas para lograr el acuerdo. «Prefiero ser prudente y no plantearme excesivos horizontes», precisó, bromeando con que «no piensen que hoy vamos a cerrar las recomendaciones». Lo que sí se estableció es la fecha de la comparecencia del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá: será el próximo 5 de marzo cuando plantee cuáles serán sus líneas generales de actuación.

El clima de este primer encuentro que tuvo por finalidad fijar determinadas «cuestiones técnicas y organizativas» fue de mucha cordialidad y, de hecho, lograron el primer acuerdo de la nueva comisión: partir de las recomendaciones que dejaron prácticamente cerradas en la anterior legislatura, cuando el acuerdo estuvo muy cerca pero saltó por los aires por la oposición de Unidas Podemos y la negativa de ERC a suscribirlo.

El nuevo Pacto de Toledo acuerda trabajar sobre las recomendaciones casi cerradas de 2019