domingo 16/1/22

Mayores cotizaciones, trabajar más años o asumir pensiones más bajas. Son las opciones que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) observa como únicas viables para reforzar los sistemas de los países que forman parte del organismo. Y España vuelve a ser foco de preocupación ante un envejecimiento poblacional que «se acelera ahora a un ritmo mucho más rápido». Hay que actuar ya. Según sus cálculos, en España habrá 78,4 personas de más de 65 años por cada cien en edad de cotizar en 2050, frente a la media de 52,7 en la OCDE. Solo nos supera Japón (80,7) y Corea del Sur (78,8).

En su informe ‘Pensiones de un vistazo’, el organismo recuerda otros datos, como el rápido incremento de los ingresos de los mayores de 65 años frente a los de los demás. En concreto, equivalen al 96% de la renta media en España, ocho puntos porcentuales más que la media de la OCDE y 11 por encima del dato registrado en el año 2000. Y todo en un momento en el que «las perspectivas profesionales» de los más jóvenes también han empeorado, especialmente para aquellos que han sufrido dos crisis consecutivas.

La OCDE no se refiere solo a aquellos que siguen retrasando su incorporación al mercado laboral a la espera de encontrar un empleo, sino también a aquellos que actualmente están trabajando pero pueden verse afectados por la caída de ingresos derivada del impacto de la pandemia en sectores como la hostelería o el comercio, sobre todo minorista.

Con este telón de fondo, el organismo considera que el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) ideado por José Luis Escrivá es insuficiente también para cubrir las pensiones del ‘baby boom’. Aunque la OCDE reconoce que la reforma planteada «ayudará a mitigar el impacto financiero» de la jubilación de esta generación, advierte que la herramienta -que consiste en elevar en 0,6 puntos las cotizaciones en 10 años- apenas recaudará un 2,3% del PIB para 2032. E

El problema es que calculan que la pactada revalorización ligada a la inflación implicará un incremento del gasto que llegará al 1,4% del PIB en 2030 y al 2,6% anual en 2050. Es decir: el MEI no bastará para compensar esa subida. En este punto, el ‘think tank’ de los países más ricos echa mano de calculadora para justificar su recomendación de adoptar otras medidas como trabajar más años.

La OCDE alerta: el plan de Escrivá no bastará para cubrir las pensiones
Comentarios