martes 24/5/22

La rotación del mercado desde los títulos de crecimiento a los de valor ha penalizado a algunas compañías ligadas al vehículo eléctrico, pero los analistas de Morgan Stanley sostienen que aún hay «interesantes opciones de inversión en el sector».

«Las recientes caídas registradas en estas acciones han mejorado su relación rentabilidad/riesgo», aseguran dichos expertos, quienes destacan que «los inversores que construyen carteras de vehículos eléctricos pueden encontrar algunas trufas sabrosas escondidas en la maleza».

En su opinión, Rivian es una de las empresas que ahora resulta más atractiva. Su recomendación sobre el grupo es de la de «sobreponderar» con un precio objetivo de 147 dólares por acción, lo que le otorga un potencial alcista próximo al 83%.

Igualmente, apuestan por el fabricante de baterías Freyr (potencial del 90%) y por Fisker Auto (potencial del 165%).

Oportunidades en el sector del coche eléctrico
Comentarios