jueves 9/12/21

Procter & Gamble (P&), uno de los mayores fabricantes del mundo de productos para el cuidado personal, superó los pronósticos del consenso con los resultados de su primer trimestre fiscal, aunque al mismo tiempo alertó sobre el impacto de una inflación más alta en sus cuentas.

En concreto, el beneficio por acción (BPA) de la compañía, propietaria de marcas como Gillette o Colgate, fue de 1,61 dólares durante el trimestre, ligeramente por encima de los 1,59 dólares esperados. Sin embargo, su margen bruto sufrió un descenso de 370 puntos básicos por el repunte de los costes ligados al transporte y a otras partidas.

En este sentido, la multinacional pronostica un impacto de 2.100 millones después de impuestos por mayores costes de los productos básicos y 200 millones adicionales después de impuestos por mayores costes de flete; importes que mermarán en 90 centavos su BPA de 2022.

P&G alerta sobre la inflación