miércoles. 10.08.2022

Los extranjeros que se formen en sectores con escasez de mano de obra tendrán más fácil regularizar su situación en España. Esta es una de las medidas que se incluyen en el real decreto que se aprobó ayer en el Consejo de Ministros para reformar el reglamento de la Ley Orgánica de Extranjería. Su objetivo es «modernizar el modelo migratorio para que se propicie la migración regular y segura en toda circunstancia», ya que los actuales procedimientos en muchos casos son «lentos e inadecuados» y generan «periodos prolongados de regularidad, con altos costes sociales y económicos», según explicó en la rueda de prensa posterior el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

La reforma incluye una nueva figura de arraigo por formación, que va a agilizar la regularización de los migrantes que quieran formarse en profesiones particularmente deficitarias. En este sentido, se concede una autorización de residencia por un periodo de 12 meses a los extranjeros que han permanecido en España de forma continuada durante un periodo mínimo de dos años si se comprometen a realizar una formación reglada para el empleo. La figura, inspirada en el ‘duldung’ alemán, puede ser prorrogada por otros 12 meses.

Otra importante modificación que se realiza para facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas que están en España es favorecer la permanencia de los estudiantes, incrementando sus posibilidades de trabajar y atrayendo con ello talento internacional. Para ello, se permite que los estudiantes compaginen trabajo y formación, siempre que sean compatibles con los estudios realizados.

Papeles a cambio de formación en sectores con falta de mano de obra
Comentarios