sábado. 25.06.2022

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presentó ayer ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la nueva reforma laboral y otros proyectos iniciados por España para recuperar el empleo tras la pandemia, una iniciativa que fue elogiada por el máximo responsable del organismo, Guy Ryder. La reforma, aprobada por la mínima en el Congreso de los Diputados el 3 de febrero, «mejora a corto plazo las condiciones laborales de nuestros trabajadores, en especial de los mas vulnerables», destacó Sánchez en Foro Mundial de la OIT para una Recuperación Centrada en las Personas, que se celebra esta semana en formato virtual. «Hemos abordado con decisión la elevada temporalidad del mercado español, racionalizando las fórmulas contractuales, estableciendo instrumentos de control por parte de la Administración y reforzando la negociación colectiva», explicó Sánchez, quien también destacó de la reforma que distribuirá «más justamente» las responsabilidades en los procesos de subcontratación.

El director general de la OIT admitió que esta reforma, «observada y admirada» por el organismo que él dirige, «se basa en un acuerdo tripartito entre empleadores, trabajadores y gobiernos», una fórmula que la OIT propugna desde su fundación, y «ha arrojado resultados muy importantes». Sánchez defendió que en la pandemia España siguió los consejos de instituciones como la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional, que insistieron en políticas centradas en sostener la actividad económica y el tejido productivo en contraste con las medidas de austeridad «de efectos tan dañinos» que se tomaron tras la crisis de 2008. Ejemplo de ello fue la protección mediante el mecanismo de los Erte de tres millones y medio de asalariados.

Pedro Sánchez logra el respaldo de la OIT a la reforma laboral española