martes. 29.11.2022

Las pensiones subirán un 8,5% por el alza de los precios, 100 € de media

El gasto sube un 11,4% y la hucha para la jubilación de los ‘baby boom’ se llena con 3.000 M€
                      María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros. JUAN CARLOS HIDALGO
María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros. JUAN CARLOS HIDALGO

Las pensiones subirán en 2023 un 8,5%. Esta es la estimación que maneja el Gobierno a día de hoy y que avanzó ayer la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, lo que supondrá casi 100 euros más al mes de media para los más de nueve millones de beneficiarios de una prestación de la Seguridad Social.

Era una de las grandes incógnitas que estaban en el aire: cuánto pueden subir las prestaciones de los mayores ante la escalada de la inflación y el compromiso del Ejecutivo de que iban a mantener su poder adquisitivo. Se sabía así que la fórmula que iban a utilizar era la aprobada en la reforma de las pensiones y que implica revalorizarlas de forma automática en función del IPC medio de los meses de diciembre a noviembre próximo, pero hasta ahora no se había desvelado a qué porcentaje podría ascender.

Ese 8,5% es la subida que estiman y que puede cambiar con los datos que ofrezca la inflación en noviembre y diciembre. Es decir, la revalorización definitiva se conocerá cuando se publique el IPC de noviembre. «La previsión que tenemos hoy sobre cómo se va a comportar este indicador es del 8,5%. En el entorno del 8,5%. Podría estar en el 8,4% o en el 8,6%», matizó Montero. Y será el mismo porcentaje para todas, sin excepción, ya que en esta ocasión las pensiones mínimas y contributivas no tendrán un incremento mayor, como ha sido habitual en los últimos años.

La ministra recalcó que el Gobierno con esta medida cumple con la recomendación del Pacto de Toledo y subrayó que «la dignidad de un país se mide por cómo trata a sus mayores». El Ejecutivo, tal y como había estado repitiendo a lo largo de los últimos meses, desoye las voces críticas que se han mostrado contrarias a una revalorización generalizada con el IPC ante el fuerte repunte de los precios, tales como el BCE, el FMI o el Banco de España, que han advertido de que este alza puede generar mayor tensión en el sistema y poner en peligro su sostenibilidad.

De hecho, las estimaciones de que una subida con la inflación dispararía el gasto en más de 15.000 millones se han quedado incluso demasiado cortas. Supondrá un extra de casi 20.000 millones. Los cálculos que incluye Hacienda en los Presupuestos para 2023 es que esta partida se elevará un 11,4%, 19.547 millones más. Así, si la Seguridad Social destina este año más de 170.000 millones para pagar las pensiones, en 2023 tendrá que desembolsar 190.687 millones, lo que representa 41,8% de todo el presupuesto, un porcentaje histórico.

No todo este gasto extra se debe a la mayor revalorización de la historia, aunque sí mayoritariamente. También se incrementa esta partida por la incorporación al sistema de nuevos pensionistas, algo que se irá además acelerando en las próximas décadas por la llegada a la jubilación de la generación del ‘baby boom’.

La ministra de Hacienda quiso lanzar un mensaje de tranquilidad y destacó que esta nueva subida se hace «sin incrementar el déficit de la Seguridad Social», que el ministro José Luis Escrivá avanzó que se reducirá este año hasta el 0,5% y la expectativa que tienen es que se mantenga en una «situación similar» en 2023.

Las pensiones subirán un 8,5% por el alza de los precios, 100 € de media
Comentarios