jueves. 09.02.2023
El petróleo, que ayer rebasó los 65 dólares por barril, volvió a marcar el paso de los mercados mundiales, presionado por la inestabilidad en Nigeria, la reactivación del programa nuclear iraní y la caída de la producción en Rusia por la ola de frío. El barril de petróleo de calidad Brent, el de referencia en Europa, se ha pagado a 65,22 dólares en el International Petroleum Exchange de Londres, 0,32 dólares más que al cierre de la sesión de ayer, mientras que el WTI estadounidense costaba al cierre de los mercados europeos 66,9 dólares por barril, 0,59 dólares más que ayer. Las bolsas europeas, con Fráncfort a la cabeza, han acusado en la jornada de ayer el alza del crudo y los números rojos se han impuesto al cierre con descensos en el entorno del 1%. La bolsa española bajó el 0,91%, cerró en 10.708 puntos, con lo que se ha situado por debajo de los precios de cierre del año pasado. En los mercados de Wall Street, al impacto del crudo se ha sumado las fuertes caídas de los resultados presentados por Intel y Yahoo, dos de las compañías tecnológicas más importantes del mercado. A la apertura de la sesión el Dow Jones de Industriales bajaba el 0,32% y el Nasdaq el 1,29%. El encarecimiento del petróleo se debe a la preocupación de los mercados ante la amenaza que suponen para el suministro de crudo los ataques de las milicias nigerianas a la industria petrolera del país., miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y octavo mayor exportador del mundo. De hecho, la principal compañía petrolera foránea presente en el país, Royal Dutch Shell, ha evacuado al personal de parte de sus plantas en Nigeria y ha reducido su producción después de que la violencia se intensificara durante la semana pasada. Por otro lado, la crisis derivada de la reactivación del programa nuclear de Irán, el segundo productor de crudo de la Opep, también ha presidido al alza después de conocerse que los países de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos planean denunciar la decisión ante el Consejo de Seguridad de la ONU a principios de febrero.

El petróleo y las tecnológicas hacen caer a las bolsas internacionales
Comentarios