miércoles. 17.08.2022

Podemos culpa de la inflación a los elevados beneficios empresariales

Yolanda Díaz aboga por subir salarios y culpa del elevado IPC a los márgenes de las compañías
                      Marta Ortega preside la junta de accionistas de Inditex ayer, en Arteixo (La Coruña). CABALAR
Marta Ortega preside la junta de accionistas de Inditex ayer, en Arteixo (La Coruña). CABALAR

Apenas un par de horas antes de que comenzara el Debate sobre el estado de la Nación, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, abogó alto y claro, una vez más, por subir los salarios en plena espiral inflacionista para que los trabajadores no vuelvan a ser los grandes perjudicados en esta nueva crisis.

«Tenemos que subir los salarios», defendió. Es más, señaló que «la función pública española no está bien retribuida», con lo que apostó también por elevar las remuneraciones de los empleados públicos, otra de las demandas de los sindicatos, que, de hecho, se movilizarán mañana frente al Congreso.

«El principal problema de España se llama inflación y hay que hacer todo lo necesario para reducirla. Los trabajadores están sufriendo muchísimo en un contexto en el que es imposible, no ya llegar a fin de mes, sino hacer la cesta de la compra. Nuestro país tiene rentas salariales muy bajas y, por tanto, tenemos que hacer medidas que impacten en las mayorías sociales», subrayó Díaz.

La ministra de Trabajo argumentó que la inflación no está causada por «los salarios de la gente», sino por los «beneficios históricos» que están teniendo las empresas, más de 65.000 millones este año. Así, precisó que un 83% de la inflación, que se sitúa en junio en el 10,2%, tiene que ver con los márgenes empresariales.

La ministra se hizo eco así de los resultados del último informe de CC OO, que apunta a que en el primer trimestre del año los márgenes empresariales fueron los responsables del 83,4% de la subida de los precios, mientras que en el último trimestre del año pasado fue del 106,3%.

Desde el sindicato explicaron que la tasa de inflación general y subyacente (del 5,5% en junio, cundo hace solo un año era del 0,2%) indican un «fuerte efecto de segunda ronda con origen en los beneficios empresariales». Y, en este sentido, denunciaron que los salarios prácticamente no crecen, un 1,33% de media en España. Además, los efectos de segunda ronda —tan temidos por el Banco de España, que consideran que esos efectos supongan una crisis económica más profunda— se están notando más en España que en otros países occidentales, aseguraron según los datos analizados por el gabinete económico de CC OO.

El sindicato se remontó a las reformas laborales de 2010 y 2012, que «desnivelaron aún más la regulación en favor del poder empresarial» y provocaron «una dura devaluación salarial». De esta forma, el salario que se ganó en 2020 por realizar el mismo trabajo que en 2008 estaba un 6,4% por debajo en términos reales. Mientras tanto, las empresas acumularon «importantes reservas» desde 2016, hasta llegar a los 211.000 millones de euros en 2021, en el caso de las compañías no financieras.

Podemos culpa de la inflación a los elevados beneficios empresariales
Comentarios