jueves 22/10/20

Podemos se opone y defiende una Bankia pública

Podemos ha defendido de manera reiterada la existencia de un banco público en España a partir de Bankia, que está controlado por el Estado en más de un 60%. En su programa electoral, reclamaba que había que evitar la privatización de la entidad y que debía ejercer como banco estatal. Desde que Unidas Podemos entró en el Gobierno, su posición se había venido modulando. Pero la negociación de la fusión de Bankia y CaixaBank ha hecho recuperar a Unidas Podemos su antiguo espíritu.

POR BOCA DE OTROS

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha calificado la noticia de «preocupante para la economía española». Y ha desgranado las razones. En primer lugar, en su opinión, «la oligopolización del sector financiero no es una buena noticia para la competencia del mercado, ni para la propia estabilidad del sector financiero». Ha aludido al riesgo de tener «entidades financieras ‘demasiado grandes para quebrar’». También se ha referido a las posibles repercusiones sobre el empleo: «No es este precisamente un buen momento para posibles despidos de trabajadores, en un contexto de alto desempleo». Y Álvarez, además, ha rescatado la primigenia idea de Unidas Podemos: el mantenimiento de Bankia como entidad pública, como «embrión» de la «banca pública eficiente» que, en sus palabras, «requiere» «la modernización del tejido productivo español».

LO QUE RETUITEA IGLESIAS

Este es un hilo de mensajes que Nacho Alvarez ha publicado en su cuenta personal de Twitter y que ha compartido el vicepresidente, Pablo Iglesias. En cambio, la operación sí contaría con el visto bueno del departamento de Nadia Calviño, quien este año ha venido reiterando que la privatización de la entidad se realizaría en el momento en que más se pudiera maximizar el rendimiento: «No se trata de correr, sino de tomar la decisión adecuada», afirmó la vicepresidenta económica en una rueda de prensa tras un consejo de ministros de febrero.

Fuentes financieras afirman, de hecho, que el Gobierno habría encontrado en esta opción una buena alternativa para acometer la desinversión en Bankia.

Podemos se opone y defiende una Bankia pública
Comentarios